Concepto de calificado

La palabra calificado hace referencia al resultado del verbo calificar, que nos llegó desde el latín “qualificare” en el sentido de valorar las cualidades que tiene alguien o algo, para determinar su prestigio, capacidad y eficiencia.

Se dice que alguien está calificado para desempeñar una tarea cuando es apto para la misma, incluso, destacándose, por sus aptitudes innatas y/o sus conocimientos y habilidades adquiridas, por ejemplo: “El empleado está sobradamente calificado para desempeñarse en un cargo gerencial ya que tiene muchos años de experiencia en el rubro, una trayectoria impecable y ha hecho varios cursos de capacitación en liderazgo”, “El calificado médico, realizó un trabajo de investigación que contribuirá a salvar muchas vidas” o “No estás calificado para dar clase, ya que no tienes título docente”.

Las cosas calificadas, son de buena calidad y aptas para su destino, por ejemplo: “Esta ropa está calificada como excelente, en su diseño y calidad”, “Estos alimentos está calificados para el consumo humano” o “Esta mercadería está calificada como de exportación”.

En Derecho Penal, la calificación no importa atribuir cualidades positivas a sujetos u objetos. La calificación de los delitos, se hace en los juicios penales, antes del juicio oral, donde la parte acusadora debe presentar un escrito, describiendo los hechos punibles y calificándolos de acuerdo a la tipificación que corresponda.

Cuando ciertas figuras penales, como el robo o el homicidio, resultan agravadas por ciertas circunstancias se dice que éstas califican el hecho ilícito y lo hacen susceptible de una condena mayor. Por ejemplo, un homicidio simple, que consiste en dar muerte, a propósito, a otro ser humano, estará calificado por el vínculo, si la víctima resulta ser un pariente directo del agresor o puede estar calificado por haberlo hecho con alevosía o por dinero, entre otras causales. En el caso del robo, puede estar calificado si la víctima resulta lesionada, muerta o se han utilizado en el hecho, armas de fuego.

Una calificadora de riesgo, se ocupa de calificar, que, en este caso, son compañías que evalúan instrumentos financieros, de empresas o Estados, en cuanto a su capacidad de pago en tiempo y en forma.