Concepto de cercanía

Cercanía, es lo que posee la cualidad de cercano o próximo, del latín “circa” que indica “alrededor”. Lo que está en la cercanía, está física o emocionalmente, espacial o temporalmente, a poca distancia, siendo, un concepto subjetivo y relativo.

La cercanía espacial, supone dos objetos, que están ubicados en lugares próximos, o sea, no muy alejados entre sí; pero esto dependerá de los medios que se usen para recorrer esa distancia; ya que los medios de comunicación en su evolución, han hecho que lugares que estaban distanciados, se hayan acercado, por la facilidad y rapidez de ir de uno al otro. También puede tratarse de objetos, puestos uno a una distancia, relativa pequeña del otro, dentro de un mismo espacio.

Ejemplos: “Debes colocar las sillas en cercanía con la mesa”, “Me gusta ubicar los cuadros en la pared, en cercanía, uno con el otro, formando una unidad visual”, “Mi amigo vive en las cercanías de mi casa, creo que solo a dos cuadras de distancia” o “Para mí, la plaza queda en las cercanías de la escuela, pero mi abuelo, que es ya muy anciano, y le cuesta caminar, dice que, para él, es lejos”.

Un comercio de cercanía, es el que está ubicado en el barrio donde uno vive, y permite llegar hasta él, sin usar más medios de locomoción, que nuestros propios pies. Los trenes de cercanía, también llamados suburbanos, recorren a través de vías férreas, distancias que permiten ir y venir en un mismo día, pues las distancias son cortas, entre ciudades ubicadas en proximidades.

En Informática, cuando una unidad de procesamiento, agrupa lecturas de memoria (de lectura de datos o instrucciones) se conoce como cercanía de referencias, lo que agiliza los procesos.

La cercanía puede ser también temporal, cuando los sucesos son próximos en el tiempo, por ejemplo: “La cercanía de las fechas de las revoluciones en diversos países del mundo, denota la influencia de una sobre la otra”, “Hay cercanía entre la fecha de tu cumpleaños y el mío, así que tal vez podríamos celebrarlos juntos” o “La cercanía del examen me obliga a suspender todas mis actividades lúdicas, y dedicarme por entero a estudiar”.

Con respecto a los parentescos, la cercanía, implica que hay lazos familiares que unen a las personas entre los progenitores y su descendencia, ya sea en línea recta o colateral, a través de pocas generaciones. Por ejemplo: “No heredaré a mi tía, pues mi cercanía en cuanto al parentesco no es tanta, como la de su hija”.

Se dice que las personas son cercanas en sus sentimientos, cuando comparten lazos afectivos. También puede haber cercanía ideológica, cuando se comparten pensamientos. Por ejemplo: “Siento una gran cercanía con Mabel, ya que la conozco desde pequeña, y siempre nos entendimos” o “Tengo cercanía con las ideas liberales”.