Concepto de copioso

El adjetivo copioso se originó etimológicamente en el latín “copiosus”, término integrado por “copia” en el sentido de riqueza y el sufijo “osus” que alude a abundancia.

Copioso es entonces el calificativo que recibe todo aquello que se presenta en mucha cantidad, que resulta excesivo, pudiendo ser positivo: “Preparé una cena copiosa para agasajar a mis huéspedes tan queridos”, “El orgulloso postulante presentó su copioso currículum digno de admiración”, “La obra copiosa del autor es un ejemplo de su dedicación, empeño e imaginación” o “Pude acumular una copiosa suma de dinero que me permitió hacer mi soñado viaje”

Pero también lo copioso puede resultar negativo: “Realicé un trabajo copioso que me demandó muchas horas y terminé agotado”, “Su copioso prontuario lo mostraba como un hombre violento”, “Un copioso e incómodo sudor me recorrió el cuerpo cuando me asusté ante un ruido misterioso que se oyó en la noche sombría”, “Cayó una copiosa lluvia en la ciudad y se inundaron varias calles” o “Su copiosa miseria lo había sumido en una honda depresión”.

Lo copioso en muchos casos resulta ser subjetivo: “En el hotel me ofrecieron un desayuno que calificaron como copioso y a mí me dejó con hambre, en mi percepción era bastante escaso” o “Me dijeron que me darían una copiosa suma de dinero, tal vez lo sea para ellos, pero a mí no me alcanzó para adquirir lo que deseaba”; y en otros, tener más objetividad, como el caso de una lluvia que se considera copiosa, medida con pluviómetros, cuando su intensidad es mayor a 30 milímetros en una hora.

Son sinónimos de copioso: abundante, excesivo, opíparo, rico, cuantioso y nutrido.