Concepto de decaimiento

Decaimiento es el resultado del verbo decaer, del latín “decadere”, vocablo integrado por el prefijo “de” que en este caso alude a algo que toma una dirección de descenso; y por el verbo “·cadere” en el sentido de “caer”. Decaimiento entonces es la condición de algo que está en caída, que merma, que se encuentra débil y falto de energía.

Se aplica especialmente a dos situaciones:

Una de ellas es al estado físico y anímico de una persona o de ciertos animales superiores, como perros, gatos o caballos. Los síntomas del decaimiento son la falta de fuerzas, la apatía, la debilidad generalizada, la escasez de vigor y el desaliento. Esto puede deberse a problemas físicos y/o psicológicos: “El niño presenta un gran decaimiento, convendría ver si no está afiebrado, ya que ni siquiera quiere jugar y se pasa todo el día en la cama”, “Mi perro tiene decaimiento, no se motiva ni siquiera con un paseo desde que mi padre murió, lo extraña mucho” o “Tengo mucha tristeza y decaimiento desde que perdí mi trabajo”.

Las causas del decaimiento como vemos pueden ser muchas. Si no hay un hecho perturbador reciente que lo justifique (estar viviendo un duelo u otra situación estresante, por ejemplo, la pérdida de un empleo; o un diagnóstico de un problema mental) debemos pensar en alguna condición física que lo esté provocando: anemia, hipotiroidismo, algún virus, sedentarismo, largos períodos de insomnio, falta de vitaminas o minerales, entre otras causas que es preciso descubrir con la ayuda del médico.

Otro de los contextos en que se usa el decaimiento es con respecto a los hechos, cuando éstos pierden fuerza o importancia: “Se ha producido un decaimiento del mercado laboral debido a la crisis económica y la gente no consigue empleo”, “El decaimiento de las ventas de inmuebles se frenó con la nueva línea de créditos, que posibilita el acceso a la vivienda” o “Ha decaído la tasa de analfabetismo por la política de inclusión social”.
Un caso especial es el decaimiento que experimenta una sustancia radioactiva (decaimiento radioactivo). Se trata de un proceso que vuelve más estable un núcleo inestable, liberando energía.