Concepto de escindir

La palabra escindir, es un verbo transitivo, regular, de tercera conjugación, que procede del vocablo latino “scindere”, que significa cortar, rasgar, dividir o separar.

Escindir es la acción de dividir algo, material o inmaterial en partes (dos o más) por ejemplo: “El partido Nacional o Blanco en Uruguay se escindió por diferencias políticas entre sus integrantes, en 1926, surgiendo el partido Blanco Radical”, “Hubo una escisión dentro de las fuerzas militares, y un gran número de soldados, desertó”, “Se escindió el plan del gobierno, en diferentes alternativas, de acuerdo a los objetivos a lograr”, “Como el aula era muy numerosa, decidieron escindirla en dos, con el mismo número de estudiantes cada una” o “Si logramos escindir al grupo adversario, tendremos más posibilidades de ganar”.

En Física nuclear

Se habla de escisión del núcleo atómico, cuando, por una reacción nuclear, denominada fisión, el núcleo pesado se escinde o divide, en dos o más, de menor tamaño, liberando mucha energía.

En las sociedades mercantiles

Ocurre la escisión societaria, por decisión de la mayoría de la Asamblea de Accionistas, cuando una sociedad termina y su capital (activo y pasivo) se transfiere a otras sociedades nuevas; o cuando, sin extinguirse, la sociedad primitiva, entrega en bloque parte de su capital, que incluye créditos y deudas a otra u otras sociedades nuevas, que tienen un nombre diferente al de la originaria. La sociedad originaria de denomina escindente y las nuevas, escindidas; siendo los socios originales accionistas o poseedores de títulos en las sociedades escindidas, adonde se derivó parte o la totalidad del capital original. Los aportes se efectúan en bloque. La escisión es un proceso inverso a la fusión societaria, donde las sociedades se unifican.

En Psicología

La escisión es un proceso que se produce en los primeros meses de vida del sujeto, como mecanismo de defensa, que permite separar las partes buenas de las malas en el yo o ego y en los objetos, para tolerar las contradicciones de lo que apreciamos. Por ejemplo, en el bebé, lo bueno, es el pecho materno, que le prodiga el alimento; y lo malo, cuando no lo obtiene. Sin embargo, al escindir ambas sensaciones, una positiva y la otra negativa, puede seguir disfrutando cuando el alimento se le ofrece. El ego también se escinde, buscando lo bueno y rechazando lo malo. Luego deberá integrarlos.

En el trastorno de identidad disociativo, en una misma persona, coexisten, escindidas, dos o más identidades, con comportamientos y percepciones diferentes del mundo.