Concepto de descomunal

Descomunal es un adjetivo formado por términos tomados de la lengua latina: el prefijo, que en este caso es de negación, “des” y “communalis” en el sentido de “referido a una comunidad”, a su vez, “communalis” viene de “communis” que se traduce como “común”. Es por ello que descomunal, califica a aquello que sale de lo que es común y habitual.

En general se aplica a lo que tiene un tamaño y/o peso extraordinario, pero también puede calificar a una obra o hazaña que excede lo que estamos acostumbramos a observar o un tiempo demasiado prolongado, siendo sinónimo de gigantesco, enorme y desmesurado, causando asombro, lo que puede ser positivo o negativo.

Ejemplos de uso: “El Imperio Romano tomó dimensiones descomunales, al conquistar, no solo el continente europeo, sino también parte del asiático y el norte de África”, “Fue descomunal el tiempo que me tomó hacer este trabajo que parecía sencillo, y, sin embargo, ya llevo una semana y no logro terminarlo”, “La hazaña del general San Martín fue descomunal, al liberar a tres pueblos americanos del poder español”, “La película mostró unos monstruos de tamaño descomunal que asesinaban a la gente sin piedad, y me paralicé del terror”, “Se desató una lluvia descomunal que provocó una tremenda inundación, al no resistir el alcantarillado tanta cantidad de agua”, “Se propuso llevar a cabo una empresa descomunal, pero le faltaron recursos para concretarla”, “El libro que escribió el renombrado escritor, alcanzó un éxito descomunal, y la primer tirada se agotó muy rápido”, “La crisis económica fue descomunal y dejó a mucha gente en la miseria”, “Son descomunales los números que reflejan las estadísticas del desempleo”, “El sacrificio de Cristo, según la Biblia, fue descomunal” o “El amor descomunal de mi padre logró darnos una excelente educación y cuidados, a pesar de tener que sortear todo tipo de adversidades”.

Un ejemplo claro de algo descomunal, en cuanto a su tamaño y su magnificencia, como obra de ingeniería, son, sin dudas, las pirámides de Egipto, que aún hoy es un enigma cómo lograron construirlas, en un período tan temprano de la historia de la humanidad.

Otro caso es el propio universo, ya que todavía no ha podido encontrarse, científicamente, el modo en cómo fue creado y el surgimiento del milagro de la vida, lo que ha producido explicaciones mitológicas, religiosas, filosóficas y estudios científicos, todavía inciertos.