Concepto de titánico

Titánico es un calificativo que alude a algo grandioso o descomunal, relacionado con los primitivos dioses griegos.

Está relacionado con los titanes (de sexo masculino) y las titánidas (de sexo femenino) de la mitología griega, que eran seis titanes y seis titánidas, y su origen era divino. Precedieron a los dioses del Olimpo, gobernaron durante de la Edad de Oro, y sus padres fueron, Urano, el dios de los cielos, y Gea, la diosa de la Tierra. Cada uno de ellos era sumamente poderoso y eran la representación y encarnación de una fuerza natural.

Se califica de titánico, como dijimos, a todo aquello que excede las fuerzas y posibilidades humanas, pareciendo que es obra de algo sobrenatural.

Un ejemplo objetivo de obra titánica son las pirámides de Egipto, hechas con pesadísimas piedras de alabastro, y adobe, construidas desde comienzos de la Edad Antigua por encargo de los faraones (desde el año 2700 antes de Cristo) usando una tecnología muy avanzada para la época y precisiones astronómicas y matemáticas, de la que no constan registros, y que por ello han hecho nacer toda clase de conjeturas, algunas de las cuales las atribuyeron a seres de otro planeta, pues pareciera ser que ningún humano podría transportar rocas de 2,5 toneladas desde su origen hasta el lugar de construcción. Esta hipótesis está totalmente desestimada.

Otro ejemplo probado de obra que puede calificarse sin dudas como titánica, y mucho más reciente, es el puente más grande nuestro planeta, hecho en China, e inaugurado en el año 2016. Su altura es de 565 metros.

Por extensión, se aplica a todo aquello, material o inmaterial, que es muy grande y poderoso, aunque sea subjetivo: “El científico recopiló datos de miles de estudios para investigar la cura de la enfermedad, haciendo para ello un esfuerzo titánico”, “Los obreros construyeron la obra titánica en escaso tiempo, con muchas horas de trabajo y poco descanso”, “Su titánico amor de madre, la hizo luchar por la recuperación de su hijo, estando a su lado día y noche” o “Tiene un orgullo titánico, y a pesar de todas las adversidades, logró triunfar”.

En el fútbol español, existe un equipo cuyo nombre es “El Real Titánico”. su sede está en Pola de Laviana, capital del Consejo asturiano de Laviana. Se fundó en el año 1912, y se refundó en varias oportunidades, siendo la última, en el año 1964.