Concepto de disconformidad

La palabra disconformidad está formada por términos que el español tomó de la lengua latina: el prefijo “dis” que indica una separación en caminos o vías diferenciadas; “conformis”, que indica el hecho de estar conforme, coincidir o estar de acuerdo, y el sufijo de cualidad “dad”. La disconformidad es la cualidad de no estar de acuerdo o no coincidir, con una idea, acción, pensamiento, información, hipótesis, solución, etcétera.

Es propio del ser humano el hecho de pensar y elaborar ideas propias, que, si bien están fuertemente influidas por el sentido común imperante en su comunidad, las diferencian muchas veces de otros individuos. Las personas pueden no estar de acuerdo con muchas cosas que hacen otros, y pueden callar esa disconformidad o expresarla de diversas maneras, algunas pacíficas y otras violentas. La disconformidad violenta no es aceptada por las sociedades modernas, y, cuando las reacciones de disconformidad lesionan derechos de terceros puede ser sancionada civil y penalmente. La disconformidad con las acciones de gobierno, solo es permitida que se exprese, en forma pacífica, en las sociedades democráticas, ya que, en las autocracias, si bien es probable que exista mucha disconformidad entre los ciudadanos, estos deben mantenerla en su fuero interno, si no desean recibir un castigo.

Ejemplos de uso: “Hubo disconformidad del presunto comprador con las condiciones que le impuso el vendedor para adquirir la mercancía, y, por ello el contrato de compra-venta no pudo ser celebrado”, “Hay disconformidad de la población ante el aumento de precios de los productos alimenticios, y la gente le está reclamando al gobierno que fije precios máximos”, “El jurado debía pronunciar su veredicto ante el caso criminal que se había planteado, pero no pudieron hacerlo, pues varios miembros se pronunciaron en disconformidad con la opinión de la mayoría”, “Mi maestro se mostró disconforme con la tarea que le entregué, pues me dijo que estaba desprolija e incompleta”, “Cuando tengo una opinión distinta a mi esposa, sobre cómo resolver problemas hogareños, le expreso mi disconformidad para que conversemos y logremos llegar a un acuerdo” o “La disconformidad entre ambos países sobre el tema de límites, terminó en una guerra”.

La disconformidad, puede existir, también, con uno mismo: “Estoy disconforme con mi rendimiento laboral, trataré de hacer las cosas mejor” o “Hay disconformidad entre lo que dice Pedro que hará y lo que finalmente ejecuta”.

Puede haber disconformidad entre dos cosas cuando difieren entre sí, por ejemplo: “Hay disconformidad entre la firma de Juan estampada en este documento y el que acaba de enviar” o “La disconformidad entre ambas partes del texto es mucha, lo que lo hace inentendible”.