Concepto de bergantín

El origen de bergantín, está en el vocablo italiano “brigantino”, a su vez de “brigante” que puede traducirse como “bandido” pues estas naves eran muy utilizadas por los piratas que asolaban el mar Mediterráneo. El vocablo bergantín, hace referencia a una embarcación de velas de formato cuadrado o redondo, con un mástil mayor y uno de proa, llamado trinquete.

En el siglo XIII, aparecen los primeros bergantines, que eran buques de guerra, fáciles de maniobrar y muy veloces, impulsados con velas y remos. Las velas eran triangulares (velas latinas) que se atan o envergan a una percha o palo, llamado entena, integrada por entre una y tres piezas.

En el siglo XVI aparecieron los bergantines sin remos, pero con velas más grandes, ampliándose su uso, especialmente en el siglo XIX. Se siguió usando en las guerras, como buques corsarios, cargados con piezas de artillería, y para perseguir barcos piratas; pero también fue empleado, el bergantín, como buque mercante.

Las goletas surgieron en el siglo XVIII, para funciones similares al bergantín, pero son más pequeñas y con velas trapezoidales (áuricas) y de cuchillo, envergadas en el palo y ubicadas en el centro del navío.

Solo por dar algunos ejemplos de bergantines famosos, podemos mencionar los construidos para atacar a los aztecas durante la conquista de América, por parte de españoles y aborígenes tlaxcaltecas, que se aliaron con los conquistadores, y aprovecharon para vengarse de los aztecas, que los habían sometido. Construyeron un total de 12 bergantines, usando madera de la zona, con lo que lograron realizar un ataque por agua, a la capital azteca de Tenochtitlán.

La Armada argentina usó el bergantín Independencia en el año 1826, en la guerra contra Brasil. Participó en el ataque a Montevideo, en el combate de Quilmes, en el de Monte Santiago, pero perdió sus mástiles en el ataque de la Fragata Paula, y 12 de sus cañones, debieron ser arrojados por la borda para aligerarse, hasta que finalmente, fue incendiado.

“El bergantín Mercury atacado por dos barcos turcos” es una pintura al óleo, hecha sobre lienzo, que le pertenece al pintor armenio, Iván Aivazovski (1817-1900). Están representados en la obra, combatiendo en guerra entre Rusia y Turquía, dos barcos turcos y el bergantín ruso, Mercury, que transportaba veinte cañones y había sido construido en mayo de 1820.