Concepto de equiparación

Equiparación es la acción y el efecto de equiparar, del latín “aequiparare” en el sentido de igualar.
La equiparación consiste en igualar u homologar, características, ideas, situaciones, documentos, alimentos, normas, etcétera, que, o bien son casi iguales como los bienes fungibles, o sin ser idénticos en su esencia, pueden considerarse similares en sus efectos u objetivos.

La equiparación es un concepto relativo pues siempre es entre dos o más cosas materiales o inmateriales. No puede equipararse algo consigo mismo.

Equiparación de nutrientes

Los alimentos nos aportan nutrientes, y algunos podrían ser similares a otros, variando la cantidad, por ejemplo 200 CC. de leche es equiparable en su aporte de calcio a 200 gramos de yogur y a 40 gramos de queso fresco.

Equiparación de oportunidades

La equiparación de oportunidades es la posibilidad de que todas las personas, cualquiera sea su sexo, nacionalidad, raza, nivel económico y social, capacidad física o intelectual, puedan acceder a una vida digna, tratando de compensar de alguna manera sus circunstancias adversas. Esto es una función del Estado, que debe implementar políticas adecuadas para lograr la equidad, ayudando a los que sufren desventajas a efectos de igualarlos (equipararlos) a quienes por naturaleza o culturalmente posean más ventajas, para resguardar sus derechos.

Ejemplos: “El artículo 20 de la Constitución Nacional argentina equipara los derechos civiles de los extranjeros con el de los ciudadanos”, “Para equiparar el acceso a la vivienda de los sectores sociales más pobres con los de la clase media, se ha puesto en marcha un plan habitacional” o “Se equiparó el acceso a la educación de las personas con capacidades diferentes, proveyéndolas de un apoyo tutorial”.

Equiparación salarial

Implica igualar los salarios de ciertos trabajadores, que percibían remuneraciones diferentes, lo que puede resultar equitativo o no, ya que algunos cargos o funciones merecen ganar más o menos dinero, ya sea por su importancia social, su exigencia o su formación, por ejemplo: “No es justo equiparar el salario de un médico con el de un enfermero pues su capacitación es diferente” o “Se ha equiparado el sueldo de los docentes de gestión pública con el de los docentes de gestión privada”.

Impuesto de equiparación de precios

Es un impuesto aduanero para proteger la industria nacional que se aplica a los bienes de consumo que se importan para comerciar.