Concepto de estrecho

El origen etimológico de la palabra estrecho se encuentra en el latín “strictus”, que es el participio verbal de “stringere” en el sentido de atar con fuerza o ceñir.

Lo estrecho, como adjetivo, es todo aquello que es angosto o de poca amplitud pudiendo aplicarse a las cosas materiales: “Este espacio es muy estrecho, casi no puedo entrar en él”, “la puerta es tan estrecha que mis muebles tuvieron que ser desarmados para ingresarlos” o “Este vestido es muy estrecho, y creo que se me descoserá o romperá en cualquier momento”; o a lo inmaterial: “Tengo un vínculo tan estrecho con mi primo que somos casi hermanos” o “Lo que separa mi pensamiento del tuyo son detalles-, no hay una profunda ruptura, y hay entre nuestras ideas una estrecha conexión”.

Es un pensamiento estrecho el de aquellas personas que por su dogmatismo se cierran en sus propias ideas y no escuchan las ajenas ni intentan poner en tela de juicio lo que creen.
También se califica de estrecho lo que es poco abundante, o sea, escaso: “Mis finanzas son muy estrechas, apenas me alcanzan para vivir”.

En Geografía, y como sustantivo, es un canal de agua que se encuentra entre dos espacios de tierra, estableciendo una comunicación entre dos lagos, dos mares o dos océanos. Es un accidente geográfico que implica un paso angosto limitado por tierras relativamente cercanas.

El estrecho de Bering es un brazo marítimo que permite la comunicación de los mares Chukotka (al sur del Océano Glacial Ártico) y Bering, este último que forma parte del norte del Océano Pacífico. Se localiza entre el este de Asia (Siberia) y la parte Norte del continente americano (Alaska). Se cree que por ese paso ingresaron a América procedentes de Asia los primeros pobladores del continente. Se llama así en honor al marino danés Vitus Jonassen Bering, líder de la expedición rusa (servía a la marina de ese país) que cruzó ese estrecho hasta la costa oeste de América del Norte en el año 1728. La zona posee muy poca población. Su profundidad es de unos 40 metros y su ancho de 82,7 km.

Otro estrecho es el que une el Mar Mediterráneo con el Océano Atlántico, y es el estrecho de Gibraltar, que además separa naturalmente a la vez que comunica a Europa con África, teniendo por ello una enorme importancia estratégica. Su profundidad oscila entre los 300 y los 900 metros.
El de Magallanes, es el estrecho que comunica los Océanos Atlántico y pacífico y se ubica al sur de Chile y de Argentina.