Concepto de examinar

El verbo de primera conjugación, examinar, nos llegó desde el latín “examinare”, vocablo que se integra con el prefijo de exterioridad “ex”, el verbo “agere” en el sentido de “actuar”, el sufijo instrumental “men” y el de formador de verbos “are”.

Examinar observar los signos visibles y exteriorizar aquello que no estaba a la vista, indagar sobre algo para descubrir sus causas, sus elementos constitutivos, sus síntomas, sus particularidades, etcétera. Se trata en definitiva de conocer más sobre algo o alguien con fines diversos.

Se puede por ejemplo examinar un escrito para descubrir en él errores ortográficos o semánticos; o un lugar para comprobar si está limpio o si es seguro; una construcción para ver si existe peligro de derrumbe, o un aparato electrónico para descubrir las causas de que funcione mal, etcétera.

Los médicos examinan a los pacientes para descubrir por qué sienten determinados síntomas: “Fui al médico porque me dolía el estómago y examinó cuidadosamente mi abdomen, palpándome” o “El doctor examinó a mi hijo y comprobó que estaba creciendo de acuerdo a los parámetros de normalidad, y para ello, lo pesó y lo midió”. Si necesita examinar al paciente más profundamente le prescribirá análisis bioquímicos y otros estudios complementarios como radiografías, ecografías, resonancias magnéticas, tomografías, etcétera.

Los docentes examinan a sus alumnos mediante evaluaciones escritas u orales, o con su participación en clase, para descubrir lo que han aprendido o ya saben sobre un tema.

Cuando se investiga un crimen, es fundamental examinar el escenario donde ocurrieron los hechos, la llamada “escena del crimen” para detectar si hay manchas de sangre, huellas dactilares o de pisadas del autor del hecho, u otros rastros que puedan probar cómo y dónde ocurrió y quién es el que realizó el hecho ilícito.

Se puede examinar en forma cuidadosa y pormenorizada o de modo superficial: “Se debe examinar en profundidad el plan de gobierno para evitar caer en una crisis” o “Examina el proyecto de Juan rápidamente, y ejecútalo, confío en él y sé que ha puesto en hacerlo, la mayor diligencia”.