Concepto de revisión

Revisión, palabra que se originó en el latín “revisio”, importa el acto y el efecto de revisar, verbo que se derivó del latín “revisare”, vocablo integrado por el prefijo de reiteración “re” y por “visare” en el sentido de mirar o examinar cuidadosamente.

Una revisión es volver a revisar o rever una cosa, sujeto, cuestión, idea, etcétera, a efectos de comprenderlos mejor, descubrir errores o defectos, sacar nuevas conclusiones, efectuar adaptaciones, elaborar otras hipótesis, etcétera.

Ejemplos: “Llevé mi automóvil al taller porque sentí unos ruidos extraños, y en la revisión el mecánico descubrió varios problemas técnicos”, “El contador hizo una revisión de mis finanzas para descubrir las causas de mi deterioro patrimonial”, “Realizaré una revisión de mi alacena para saber qué productos me faltan y así reponerlos” o “Efectúa una revisión de tu examen antes de entregarlo, así estarás más seguro de que has completado todas las consignas adecuadamente”.

Hay dos casos específicos de revisión que destacaremos: la revisión literaria y la revisión histórica.

La revisión literaria es el paso previo de un trabajo de investigación, donde se analizan todos los informes que existen sobre el tema en cuestión que merezcan fiabilidad, en general por haber seguido el método científico, y cuyas fuentes pueden ser libros de textos, trabajos científicos publicados en Internet, noticias periodísticas, datos estadísticos, etcétera (si son muchos se seleccionarán los más pertinentes) con el objetivo de precisar los objetivos, desarrollar el marco teórico y formular hipótesis en el trabajo que se pretende encarar, que no nace en el vacío sino que en general ya hay estudios realizados que lo orientarán y contextualizarán espacial y temporalmente, aclarando lo que ya ha sido demostrado, lo que aún falta verificar, lo que plantea varias soluciones y lo que amerita un nuevo estudio o una profundización de ciertos aspectos. La revisión bibliográfica debe citar las fuentes en las que se basó.

La revisión o revisionismo histórico consiste en volver a analizar los hechos históricos para constatar si sucedieron o no del modo en qué figuran en los libros de textos vigentes. Para ello se toman en cuenta nuevos datos y también nuevas interpretaciones y valoraciones que el paso del tiempo ha ido imponiendo y que cuestionan la historia oficial. Mantenerse objetivo en los análisis de cualquier fenómeno es muy difícil y aún más cuando se trata de acontecimientos donde los protagonistas son humanos y quien los interpreta también, con lo cual se ponen en juego sus propias concepciones ideológicas, y así como puede haber subjetividad en la historia que se ha aceptado tradicionalmente también puede existir en el revisionismo.