Concepto de incólume

El adjetivo incólume se originó en el latín “incolŭmis”, y se aplica a todo aquello, material o inmaterial, que permanece ileso, intacto, sano o sin daño ni alteraciones, tras haber sufrido la acción de agentes naturales o humanos, como algún accidente, incidente, agresión, desastre ambiental, catástrofe, o el paso del tiempo.

En lo jurídico, para que una demanda civil prospere, en cuanto a la reparación de daños y perjuicios, se debe acreditar el menoscabo producido. Por lo tanto, si tras algún hecho, las personas y las cosas siguen incólumes, no hay reclamo atendible. Por ejemplo: “El Juez desestimó mi demanda, ya que no pude probar que mi casa haya sufrido algún daño a causa del caño roto del vecino, puesto que, tras repararlo, la pared se secó y quedó incólume”.

Lo contrario a incólume es lo que está enfermo, roto, destruido, herido, lesionado o dañado.

En general, predicar de algo que está entero, íntegro, saludable, en pie, firme, seguro y sano, es deseable; pero no debemos olvidar, que ciertas cosas es mejor que terminen o cambien, como los malos pensamientos o acciones, por lo que, si se mantienen incólumes, no sería algo beneficioso.

Ejemplos:

En sentido positivo: “Su firmeza moral, lo mantuvo incólume frente a las tentaciones”, “Mi amor por ti permanece incólume a pesar del paso del tiempo y la distancia”, “El viejo palacio permanece incólume resistiendo sus paredes y muros los cientos de años que transcurrieron desde su construcción”, “El sentimiento patriótico de los soldados se mantuvo incólume a pesar de la derrota”, “La tormenta fue muy fuerte y por milagro las viviendas quedaron incólumes”, “No se puede creer que el conductor esté incólume tras colisionar de frente contra un poste, y quedar el rodado destrozado” o “Su salud mental está incólume luego del maltrato que sufrió, pues tiene una fortaleza admirable”.

En sentido negativo: “Es una pena que sus ideas ambiciosas a cualquier costo, sigan incólumes, ya que se meterá en grandes problemas”, “Quisimos destruir la plaga que afecta los campos, pero es tan fuerte, que se mantuvo incólume, resistiendo la fumigación, que no fue para nada efectiva”, “La mujer sigue con su amor incólume a pesar del maltrato que recibe de su marido, exponiéndose a graves daños, físicos y morales” o “Mi hijo persiste incólume en la idea de no trabajar ni estudiar”.