Concepto de indefectiblemente

Indefectiblemente, es un adverbio de modo, generado a partir del adjetivo indefectible, que significa inevitable, o sea, algo que tiene que ser u ocurrir, de modo inexcusable.

Cuando decimos que algo indefectiblemente va a ocurrir o va a abstenerse de hacerlo, estamos afirmando que no existe posibilidad de error, pues la acción o la omisión sucederán, por más contingencias que se presenten para alterar ese hecho. De pocas cosas se puede afirmar eso, y la mayoría tienen que ver con las ciencias exactas y con los fenómenos naturales. Así, podemos decir que, indefectiblemente, si sumamos a dos unidades, otras dos, obtendremos un total de cuatro unidades, o que los seres vivos, luego de un tiempo variable de existencia, indefectiblemente, perecen.

Por omisión, podemos decir: “Indefectiblemente el sol no sale de noche” o “Mi madre, indefectiblemente, por habérsele extirpado sus órganos reproductores, no podrá tener más hijos”.

Pero, incluso, muchos acontecimientos naturales, que, ocurren regularmente, pueden presentar variaciones, que hace que no se presenten indefectiblemente, por ejemplo: “En esta región del planeta, siempre llovía mucho en el verano, pero este año, eso no ocurrió, así que ya no podremos asegurar que indefectiblemente el régimen pluvial será ese en otras temporadas” o “No podemos afirmar que, indefectiblemente una mujer dará a luz a un hijo sano, luego de ser concebido”.

Algunas personas o grupos, aseguran cosas que dicen que indefectiblemente sucederán o que indefectiblemente sus ideas son las únicas verdaderas, cuando esto puede resultar propio de su dogmatismo y subjetividad y no de algo real, pues muchas contingencias pueden hacer que lo que parecía indefectible, no lo sea tanto, por ejemplo: “Mi padre me decía que, indefectiblemente, si estudiaba y me esforzaba tendría un futuro prometedor, pero eso no ocurrió, puesto que puse mi mayor empeño, pero, cuando alcancé mi ansiado diploma, me enfermé y me sobrevino una discapacidad permanente” o “Marx afirmó, que, indefectiblemente la lucha de clases terminaría con el capitalismo, pero eso, por lo menos, en el corto plazo, no parece que pueda suceder”.

En Derecho, se diferencian, entre los elementos accidentales del negocio jurídico, la condición y el plazo. La diferencia entre ellos, es que, cuando se somete el negocio a una condición, tanto para iniciar su ejecución como para suspenderla, no es seguro que el hecho se produzca; en cambio, el plazo, es también un suceso futuro, pero indefectible. Por ejemplo, es condicional un contrato si depende para que se realice, de que el vendedor, pueda viajar al exterior a adquirir la mercadería; pero, es a plazo, si se conviene que la venta se efectuará el último día de ese año, pues, indefectiblemente, ese día, llegará.