Concepto de maltrecho

La palabra maltrecho, se compone de dos términos, tomados del latín: el adverbio “mal”, de “malus” carente de bien, y “trecho”, participio del verbo “trahere”, en el sentido de “traer” o “arrastrar”. Literalmente, sería lo que está arrastrado de mala forma.

Maltrecho es la calificación que recibe aquello, cosa, vegetal, animal o persona, que presenta un estado de deterioro, tras haber sufrido alguna agresión, maltrato, enfermedad o accidente. Es pasible de tener grados, desde un pequeño a un gran deterioro. En las personas, puede afectar su parte orgánica y/o psicológica.

Ejemplos de uso: “Tu libro de lectura está muy maltrecho, debes cuidar más tus útiles escolares, y no maltratarlos tanto”, “Tuve una gripe hace una semana, y aún me siento maltrecho, sin fuerzas y dolorido”, “Esta planta está maltrecha por falta de riego, si no le proporcionas agua, en poco tiempo, morirá”, “El caballo estaba muy maltrecho, luego de tirar del carro muchas horas sin descanso”, “Mi cabello quedó maltrecho, luego de mis vacaciones en la playa”, “Tengo un carácter muy débil, y enseguida, con cualquier problema, quedo maltrecho y apesadumbrado”, “Tuve una accidente automovilístico y quedé maltrecho, dolorido y angustiado”.

Es un adjetivo, que tiene un sentido negativo, ya que lo que está maltrecho, está roto, arrugado, decaído, falto de brillo, marchito, enfermo, dolorido, etcétera. A veces lo que está maltrecho es pasible de arreglarse o sanar, en todo o en parte; y otras veces, persiste en el tiempo, o se agrava la situación, pudiendo llegar a su destrucción o muerte, según el caso. Ejemplos: “Mis manos que estaban maltrechas tras haber trabajado con cal y cemento, recuperaron un poco su aspecto saludable con las cremas con las que las unté” o “Estaba maltrecho por la pérdida de mi esposa, y a la semana siguiente, falleció mi padre, lo que terminó de destruir mi espíritu”.

“El maltrecho” es una película dramática argentina del año 2015, que dirigió Ernesto Aguilar, y trata de un hombre que comienza a trabajar en una verdulería, donde sus dueñas son una pareja lesbiana, enamorándose de una de ellas.