Concepto de modular

La palabra modular como sustantivo procede en su etimología del latín “modulus” en el sentido de módulo, de “modus” = modo o manera, más el sufijo diminutivo “ulo”. Designa en argentina un mueble de tamaño variado, en general alto, que cuenta con diversos compartimentos para guardar o mostrar cosas (organizados en estantes, cajones, compartimentos cerrados con puertas, etcétera).

Un sistema es modular cuando está compuesto de varias partes que tienen entre sí alguna conexión, en vistas a la consecución de una finalidad. En Informática, por ejemplo, los módulos del sistema de programación, son cada una de las porciones o partes del programa, que cumplen alguna tarea del total. En un sistema vivo, son las pequeñas partes que componen los organismos. Las células son los pequeños módulos que integran los tejidos, y éstos son módulos que conforman los órganos del cuerpo.

En Arquitectura, los módulos son las partes que se reiteran en una construcción.

En los libros de textos o en programas de estudios los módulos se corresponden a los capítulos, o sea, a las partes que lo componen, agrupadas por temas o por cualquier otra cosa en común.

En Música, y como verbo, modular es cambiar los tonos en una obra musical, lo que puede hacerse hacia otros vecinos (tonalidad relativa) o cambiando de modo (tonalidad homónima). En general no son pasajeras las desviaciones. Cuando se usa un acorde común entre el tono de origen y el de destino se denomina acorde pivote, que sucede entre tonos vecinos. Si cambia una única nota que sube o baja un semitono, se trata de una modulación cromática. La voz se modula cuando se cambia su intensidad y su timbre.

Modular en telecomunicaciones incluye varias técnicas para poder transmitir con mayor eficacia (más información y menos interferencias) sobreponiendo señales en las ondas portadoras.