Concepto de obsoleto

Nos remitimos al vocablo latino “obsoletus” al rastrear el origen del adjetivo obsoleto. A su vez, “obsoletus” es el participio de “obsolescere”, integrado este verbo por el prefijo de contraposición “ob”, y por “solere” en el sentido de “soler”, “frecuentar” o “acostumbrar”.

Lo obsoleto es lo que ya no está vigente o no sirve para su función, porque el tiempo ha pasado y la moda cambió, porque la tecnología avanzó y lo que en su momento era útil ya ha sido superado por nuevos avances, porque las costumbres variaron, porque otras normas han sustituido a las antiguas, etcétera.

Lo que hoy está en uso, y le damos una gran importancia, será obsoleto seguramente con el paso del tiempo. Así ocurrió, por ejemplo, con las primeras computadoras que fueron una verdadera revolución en su tiempo, y hoy los nuevos modelos, muchos más rápidos y eficientes, las han dejado relegadas, siendo solo importantes como testimonio histórico.

Vestimentas obsoletas

Con respecto a la vestimenta, sucede un hecho curioso, ya que prendas que el paso del tiempo, torna obsoletas, pueden volver recuperar vigencia futura, como puede ser el uso de sombreros, de estilos de calzado, de formato de cuellos, de colores, de largo y ancho de ropas, etcétera. ejemplo: “Este vestido de lunares era de mi madre, ella lo guardó, aunque ya había quedado obsoleto ese diseño, y ahora volvió a usarse, y yo lo luzco como si fuera muy moderno”.

Ideas obsoletas

Las ideas obsoletas son las que corresponden a épocas pasadas, y ya superadas, de la historia humana. Creer, por ejemplo, que la esclavitud o la servidumbre aún pueden ser aplicadas en la sociedad humana, es hoy una idea obsoleta y constituye delito. Otro ejemplo, puede ser el de personas que reivindican el machismo, propio de las sociedades tradicionales, o los que siguen considerando a la homosexualidad como una enfermedad.

Leyes obsoletas

Leyes obsoletas, son aquellas que continúan siendo válidas, pues no han sido derogadas formalmente, pero sí por la costumbre o nuevas creaciones, ya que nadie las respeta y su incumplimiento no es sancionado, simplemente porque son ridículas para la época, como la ley, que, en Chile, prohíbe interrumpir el servicio telegráfico, que ya no se usa.

Tratamientos médicos obsoletos

Muchos tratamientos médicos considerados eficaces en su época, han quedado obsoletos con el avance científico, como el uso de agua con radio, en forma de hielo, que se bebía para curar todo tipo de dolencias, hasta que se descubrió los efectos negativos de la radioactividad para el organismo; y si se usa hoy, en la preparación de medicinas, es en dosis muy controladas. Otro caso es la lobotomía de cerebro, usada para tratar enfermedades psiquiátricas, tratamiento sumamente riesgoso, que dejó de usarse al desarrollarse los antipsicóticos.