Concepto de prescindir

La palabra prescindir es un verbo regular e intransitivo, que procede del vocablo latino “praescindere”, integrado el término por el prefijo de antelación “prae” y el verbo “scindere” en el sentido de "cortar".

Prescindir es omitir, no incluir o dejar algo de lado, por ejemplo: “He prescindido en mi demostración, de usar algunas pruebas controvertidas”, “Prescindí de mencionar en el relato los detalles más repulsivos”, “He prescindido de insultos al alzar mi voz de protesta”, “Prescindo de tomar bebidas alcohólicas en pos de mi salud”, “En esta receta de cocina prescindí de algunos condimentos picantes” o “He prescindido de comer azúcar desde que me diagnosticaron diabetes”.

También puede tratarse de seres vivos, incluyendo personas: “Me dijo que mi jefe que a partir del próximo mes prescindirá de mis servicios. Aunque me abonaré una indemnización, debo conseguir otro empleo rápidamente”, “Prescindieron de mi trabajo en la fábrica pues cometí un error terrible, y me despidieron por justa causa, sin derecho a indemnización”, “Voy a prescindir de mi perro, pues no me dejan llevarlo a mi nueva vivienda, así que lo dejaré en casa de mi madre, a su cuidado”, “He decidido prescindir de la compañía y amistad de Pedro, ya que es una persona tóxica” o “Voy a prescindir de poner plantas en el balcón, puesto que el sol ya me ha quemado varias”.

En ocasiones se prescinde de algo o de alguien por propia decisión, cuando se considera que ya no se lo necesita o se tiene un reemplazo más eficaz: “He prescindido de mi vieja computadora pues me regalaron una mucho más más moderna”; y en otros casos, la prescindencia es forzada: “He debido prescindir de la presencia de mis padres pues murieron en un accidente” o “Se ha prescindido en el acto escolar de la bandera de ceremonias, pues el paño se rompió y no había dinero para comprar otro”.

Lo opuesto a lo prescindible es aquello que resulta esencial, y no puede dejarse de lado, a lo que se considera como imprescindible. Ejemplos: “No puedo prescindir de las comodidades a las que me acostumbré”, “Prescindir de tu amor ya no sería posible” o “Puedo prescindir de muchas cosas, menos de mi familia”.

En Música

“No puedo prescindir de ti” es el título de una canción del cantante puertorriqueño Tito Rojas, donde le dice a su amor que sin su presencia no es nada, convirtiéndose en tal caso, en un ser desesperado.