Concepto de regreso

Regreso es la acción y el efecto del verbo regresar, vocablo integrado por los siguientes términos de origen en la lengua latina: el prefijo de regresión, “re” y “gressus” en el sentido de “marchar”. Regreso es el acto y el resultado de volver al lugar donde se estaba, por ejemplo: “Esperé mucho el regreso de mi hijo, fueron largos años sin verlo, y hoy, por fin se produjo el milagro”, “Recién me estoy yendo y ya pienso en mi regreso, creo que extrañaré mucho”, “El avión tuvo que realizar un regreso de emergencia ante averías en el motor” o “El regreso de los soldados, se hizo ante una gran algarabía que los homenajeó por su victoria”. El regreso puede ser voluntario o forzado, ya sea por alguien que lo fuerza a hacerlo, por circunstancias ajenas a su voluntad o por imperio de la ley o la justicia: "Volví a mi hogar pues sentí la necesidad de hacerlo", "Mi padre me obligó a regresar a mi casa, pues ya era muy tarde", "Debí regresar a mi antiguo trabajo, pues aunque no me guste, lo necesito para vivir" o "Se pidió la extradición del delincuente, y lo trajeron de regreso a su país para ser juzgado".

En el Cine “El regreso de los muertos vivientes” es una película estadounidense de terror y ciencia ficción, del año 1985, que trata de difuntos que regresan a la vida, para comer cerebros humanos.

Lo que regresa puede ser también un sentimiento, una idea, un dolor o un recuerdo, o fenómenos naturales, cuando vuelven a aparecer: “Han regresado a mi mente los tiernos recuerdos de mi infancia”, “Los pensamientos negativos han regresado a mi mente y me siento angustiado”, “La época de tormentas ha regresado a esta zona” o “El enfermo ha referido que han regresado los dolores, tras haber presentado una leve mejoría”.

El regreso también puede ser de cosas que se devuelven a su dueño o legítimo poseedor: “Estoy aún esperando que mi amigo me regrese el libro que le presté”, “Debo regresar el perro que encontré perdido a su dueño, pues lo extraña mucho” o “Me han prestado dinero, pero debo regresarlo con intereses”.

En Derecho, la acción de regreso, es la que posee quien ha pagado una obligación, sin ser su deudor, para cobrarle a quien realmente le correspondía abonarla, y también la acción que le cabe al tenedor de una letra de cambio contra el librador, sucesivos endosantes y avalistas, para que le paguen su importe, si no le ha sido abonado, por el librado, al ser todos solidariamente responsables.