Concepto de resplandor

La palabra resplandor, procede del latín “resplendoris” a su vez, derivada del verbo “resplendere” en el sentido de “brillar con mucha intensidad”.

Cuando los cuerpos luminosos, emiten un brillo considerable, se dice que resplandecen, lo que puede tener diferentes grados, desde un resplandor tan intenso, que puede llegar a cegarnos, hasta un leve resplandor, que nos causa asombro y una sensación de placer.

Por ejemplo: “El resplandor del sol, en este mediodía de verano, me dificulta la visión de la carretera, y me he olvidado los lentes de sol, así que conducir mi automóvil en estas condiciones me resulta peligroso”, “Me concentré en el resplandor de la vela, y mi mente quedó vacía por un rato” “Están tan limpios los candelabros de plata, que poseen un bonito resplandor” o “Me gusta el resplandor de las luces de mi sala, es tenue, pero ilumina lo suficiente”.

Puede usarse el resplandor, como una técnica de pintura, para provocar la sensación de que una imagen emite luz. Las nuevas tecnologías, aportan mucho en este aspecto.

Atendiendo a que resplandor se aplica al brillo, por extensión, se dice que algo o alguien tiene resplandor, cuando se destaca por su intensidad, siendo el máximo grado de perfección al que pueda aspirarse, “brillando” o teniendo una luz propia, que lo hace inconfundible, ya sea por sus méritos, belleza, habilidades, etcétera.

Ejemplos: “La historia humana, está llena de personas ejemplares, que, con su resplandor, aún iluminan el camino de las nuevas generaciones”, “Era tanta su belleza que irradiaba un resplandor, difícil de ignorar” o “El resplandor de las obras de Picasso, las convierte en un ícono artístico”.

En Literatura, “El Resplandor” es una novela de 1977, de autoría del escritor estadounidense, Stephen King, perteneciente al género terror, y dedicada a su hijo. Se pueden encontrar en esta obra referencias a la “Máscara de la Muerte Roja”, cuento de Edgar Allan Poe, en el cual está inspirada.

Bajo la dirección de Stanley Kubrick, el argumento fue llevado al Cine, estrenándose en 1980, como coproducción angloestadounidense y bajo el mismo título de la novela, pero con una adaptación argumental que varió bastante su trama. La película trata de un hombre que sufre trastornos en su personalidad, tras instalarse con su familia en las montañas de Colorado, para desempeñarse como vigilante de un hotel, que había sido edificado sobre un cementerio aborigen, ubicado en un paraje que en invierno queda totalmente aislado a causa de las nevadas, lo que no le preocupa al aspirante al cargo, pues desea tranquilidad para concentrarse en un libro que está escribiendo.