Concepto de subsidiario

Subsidiario es un término que procede etimológicamente del latín “subsidiarius” aplicándose este calificativo a todo aquello que aparece como auxilio de otra cosa o hecho, que reviste el carácter de principal, para auxiliarlo: “He hecho una investigación subsidiaria que avala lo demostrado en la principal”, “Tengo un plan subsidiario por si falla el originario” o “Puse una mesa subsidiaria pequeña para apoyar las bebidas y que no estorben mientras almorzamos”.

En Derecho

Alguien tiene una responsabilidad subsidiaria con respecto a otro cuando sin ser el sujeto principal de la obligación debe responder por ella si no paga el deudor principal. Actúa de modo residual, a diferencia de las obligaciones solidarias que afectan de igual manera a todos los obligados, de modo que el acreedor puede reclamarla a cualquiera de ellos en forma indistinta.

En Derecho Penal si la pena menos grave sirve a los efectos sancionatorios, la más grave solo se usará de modo subsidiario cuando la primera no baste.

En Derecho Procesal, las acciones son los medios de hacer valer un derecho ante la justicia. Alguien puede presentar una acción conjuntamente con otra, por si la principal no prospera. Por ejemplo, se demanda por la anulación de un contrato, con lo cual se pide la devolución del precio entregado por la cosa que no satisfizo la pretensión del cliente quien se compromete a su vez a devolver la cosa; pero si en el caso que el Juez no resuelva la anulación se pide subsidiariamente el pago de los daños y perjuicios sufridos por haber recibido algo de inferior calidad.

En la Unión Europea rige la subsidiariedad de esta entidad supranacional con respecto a las acciones que puedan resolver los Estados miembros.

En Economía

Una empresa subsidiaria con respecto a otra considerada como matriz o central, es aquella que posee cierta autonomía financiera u operativa, pero es controlada por la central, que es dueña de la mayoría de su capital accionario.