Concepto de teoría

El vocablo teoría proviene del griego, y significa observar. Se emplea el término para designar un conjunto de ideas u opiniones de cualquier persona sobre la explicación de un tema. Por ejemplo, “yo tengo la teoría de que el mundo fue obra de más de un creador” dada por la simple intuición, sin una investigación profunda y comprobada, lo que recibe técnicamente el nombre de conjetura.

Se conoce más precisamente como teoría científica, al conjunto ordenado de conocimientos especulativos, sin aplicación práctica, sobre determinados fenómenos y su comportamiento, que derivan en la enunciación de leyes de validez universal. La teoría explica por qué suceden las cosas, o por qué lo hacen de determinada manera. Sin embargo la práctica, en casi todos los casos necesita un sustento teórico que le sirva de basamento. A su vez, la práctica también incide en la teoría, pues si la práctica demuestra que lo que la teoría afirma no acontece, será necesario modificar la teoría.

Cuando decimos que en teoría algo debería suceder, es porque a pesar de no haberse experimentado el fenómeno, hay fuertes indicios de que dadas ciertas condiciones, ocurrirá, aunque algo puede fallar, por ejemplo: "En teoría si estudias, deberías aprobar la amteria".

La teoría establece relaciones entre distintos fenómenos, lo que permite predecir lo que podrá ocurrir. No es una simple descripción de la realidad, sino que intenta explicarla. Por ejemplo la teoría de la evolución de las especies expuesta por Darwin da una explicación razonada de cómo apareció en el mundo la especie humana, y además permite vaticinar, nuevas modificaciones evolutivas. La teoría de la relatividad general, de Albert Einstein, de 1915, se basó en unir a través de la geometría, los conceptos de gravedad, con los de espacio y tiempo. La teoría psicoanalítica, fue enunciada por Sigmund Freud a fines del siglo XIX y complementada en el siglo XX. Se basó en el reconocimiento de una estructura psíquica integrada por el "ello" el "yo" y el "super yo" y luego en reconocer la importancia de lo inconciente reprimido en la conducta humana.

La teoría se va formando con proposiciones que observan ciertas regularidades, llamadas hipótesis, que una vez que hallan argumentaciones sólidas para sostenerlas se transforman en teorías, y el conjunto de teorías forman la ciencia.

Para la explicación de un mismo hecho pueden coexistir varias teorías, que seguirán vigentes mientras no se compruebe su falsedad. Las teorías, en la mayoría de los casos se interrelacionan sustentándose unas en otras.