Concepto de yuxtaposición

La palabra yuxtaposición hace referencia al acto y al resultado del verbo yuxtaponer, que se integra de elementos tomados del latín: “iuxta” que alude a una situación de proximidad, y el verbo “positus”, que a su vez es participio del verbo “ponere”, en el sentido de poner o colocar.

Una yuxtaposición, implica colocarse, natural o adrede, dos o más elementos uno al lado del otro, pero sin que esa conexión, altere de alguna manera la singularidad de cada uno, que conserva su forma o su función, según los casos.

La yuxtaposición gramatical, ocurre, cuando las diferentes cláusulas de una misma oración, no están unidas por adverbios, preposiciones, conjunciones, que actúan como nexos; sino que se usan para conectarlas, pausas en la lengua hablada o signos de puntuación, que indican pausas menores, en el lenguaje escrito; aunque pueden usarse también pausas mayores (puntos) si no se rompe la relación entre ambas oraciones. Los puntos que se usan son los puntos seguidos y no los puntos apartes, ya que estos últimos indican claramente que no hay conexión, con lo expresado en el párrafo anterior.

Si bien en los comienzos de la lengua se usó la yuxtaposición por necesidad, ante los pocos nexos existentes, en la actualidad tienen una función estilística.

Ejemplos: “Te saludo porque me estoy yendo; envía de mi parte, cariños a tu madre” o “Renunciaré a mi banca en el Senado. Comprendí que era demasiada responsabilidad para mí”.

En cambio, los puntos podrían separar oraciones que no se vinculen y no habría yuxtaposición, como el siguiente caso: “Me levanté temprano esta mañana. Cuando vaya a mi trabajo compraré algunas cosas por el camino”, pues estas dos oraciones son independientes y no guardan relación entre sí.

La yuxtaposición gramatical puede indicar, entre otras, una relación copulativa, reemplazando a las conjunciones “y” “e” o “ni”: “Vamos al cine, después al parque”; o una relación de causa-efecto, reemplazando a “pues” o “porque”: “El profesor me quitó el examen; me estaba copiando” o una relación temporal, reemplazando a “cuando”: “Me introduje en la habitación, el hombre estaba durmiendo”.

En Pintura, se usa la yuxtaposición para lograr un efecto visual, al pintar elementos que se encuentran uno al lado del otro, con diversos fines, por ejemplo, priorizando con un color dominante, alguna escena, o subordinándola con un tono más tenue; o relacionándolas, creando conexiones.

Se usa, en Arquitectura, para mencionar que se han usado varios elementos, puestos uno al lado del otro, o dos estilos, que conviven en una misma obra, dándole singularidad.

En Sociología, se produce la yuxtaposición de culturas cuando dos o más de ellas, conviven, sin influir una sobre la otra.