Concepto de cerbatana

Según La RAE, la palabra cerbatana, reconoce su origen en árabe hispánico *zarbaṭána, que a su vez se derivó del árabe clásico sabaṭānah. En su primera acepción, nos dice que la cerbatana es un canuto al que se le introducen, entre otras cosas, bodoques o flechas, que salen despedidos con gran impulso, cuando se sopla fuertemente en uno de los extremos.

Otra denominación con que se conoce a esta arma, es pucuna, y podría considerarse como un antecedente primitivo de las actuales armas de aire comprimido, siendo usada por los aborígenes de las tribus americanas, primero en América del Sur, y luego en México y América Central. Con la conquista española, los invasores tuvieron conocimiento de esta arma, para ellos novedosa, la que describieron en muchas de sus crónicas. También la emplearon los pobladores originarios de Asia suroriental. Consiste en un tubo, que usaba, a modo de municiones, bolitas de arcilla. En todos los casos, su uso preferente fue para cazar, pues permite ser disparada a grandes distancias (pudiendo tener un alcance de hasta unos cincuenta metros) y muchas veces los dardos estaban envenenados, por lo general con curare, que es una sustancia que se extrae de algunas plantas, y tiene efecto paralizante, para asegurar la letalidad.
Algunos aborígenes usaron cerbatanas de dos tubos largos, de unos dos metros, como los que habitaban en las orillas del Orinoco, los piaroa, las que fabricaban con cañas de bambú, y además de ser un instrumento de caza, también lo empleaban para trueque.

Para la población autóctona de Brasil, en la selva amazónica, los matis, la cerbatana está cargada de espiritualidad, ya que al ser la que usaban sus patriarcas, la conocen como el arma de los muertos, siendo su creencia, que la usan ahora, en sus cacerías en la otra vida.

Entre los mayas se usaba para construir las cerbatanas, una madera llamada komoltsé, a la que sumergían en el río, usando como proyectil, una bolita de barro cocida o semillas duras.

Los sikopai, siguen usando cerbatanas, las que fabrican con un árbol que llaman kokawasi, usando ramas de dos y metros y medio de largo, que recubren con un plástico. Dividen al madero en dos partes que pegan entre sí, generando un hueco recto, para que no se desvíe el disparo.

En la actualidad, se la usa como pasatiempo, por los niños, arrojando papelitos húmedos, para molestar a sus amigos; o como deporte, donde a través de la cerbatana, se lanzan dardos plásticos, para intentar acertar a un blanco.
En otro sentido, pero por su parecido, se le dice cerbatana a la trompetilla que usan para oír mejor, las personas con dificultades de audición.

Buscar otro concepto