Concepto de mando

El mando es un atributo del poder, que implica la capacidad de imponer sus decisiones a quien ejerce el mando sobre quien debe obedecer. Implica siempre la existencia de una contraparte. Nadie puede tener mando si no existe quien o quienes deben aceptar las órdenes impartidas por quien manda.

El mando puede surgir de los distintos roles que cumplen los actores sociales. Así los padres mandan sobre sus hijos, los maestros sobre sus alumnos o los jefes sobre sus empleados.

Los poderes políticos, que ejercen el gobierno de una ciudad, provincia o país, tienen capacidad de mando, o sea de imponer, incluso coactivamente, sus decisiones. En un Estado de Derecho, esas órdenes deben estar circunscriptas a lo que dispongan la Constitución y las leyes, respetando los derechos de la población.

En las antiguas monarquías, teocráticas o absolutas, el rey imponía su mando sobre sus súbditos de manera incondicional, no pudiendo estos oponerse a las órdenes recibidas, a pesar de ser arbitrarias.

También se denomina mando al tiempo por el cual se extiende el ejercicio del poder. Por ejemplo el poder paterno termina cuando el hijo llega a la mayoría de edad, el mando del Presidente, dura lo que constitucionalmente se establezca, variando en las distintas legislaciones.

Bastón de mando se llama a un bastón hallado arqueológicamente perteneciente a aborígenes argentinos, que según la leyenda poseería poderes sobrenaturales. Poseer un bastón como símbolo de mando era una tradición en los diferentes pueblos aborígenes, y también en la antigua Grecia. Se usó el bastón de mando también en el ejército español, para identificar a las distintas jerarquías militares, por el material con que estaba hecha su empuñadura. En la foto se muestra a la Presidente argentina, recibiendo el bastón de mando presidencial, de su marido, el Presidente saliente.

El alto mando militar son los superiores de cada fuerza.

Se denomina también mando, o comando, a la palanca, llave o botón, que sirve para lograr que un aparato funcione, lo haga correctamente, o cese en su funcionamiento.