Concepto de plazo

Es un acontecimiento futuro y cierto que determina que ciertos derechos comiencen o se extingan a partir de su acaecimiento. Se diferencia de la condición en su carácter de certero, sí o sí debe acontecer. Por ejemplo: “Te entregaré mi auto el 26 de mayo del año 2010”, o “Te doy plazo de abonarme la deuda hasta la fecha de mi cumpleaños”. Estos son plazos ciertos, ya que se sabe cuándo van a suceder. En cambio: “A mi muerte heredarás mi fortuna”, es un plazo incierto, pues si bien sabemos que ocurrirá, no sabemos cuándo.

Cuando el derecho comienza a partir del cumplimiento del plazo se dice que es un plazo suspensivo, y cuando termina a partir de él, es un plazo resolutorio.

El plazo es un elemento accidental en los contratos ya que puede prescindirse de él, siendo entonces el derecho exigible en cualquier momento. Los plazos legales son prescriptos por la misma ley, por ejemplo en derecho laboral para efectuar el preaviso de renuncia o despido.

En ciertos lugares se imponen plazos para inscripciones (“Te doy plazo para inscribirte en la Facultad hasta fin de año) o para solicitudes de empleo, o para rendir exámenes, etcétera. Al vencimiento del plazo ya no podrán efectuarse dichos trámites.

Aplazar una obligación es dar un plazo adicional, agregando tiempo al término primitivo fijado. Los plazos improrrogables se llaman perentorios,

El depósito a Plazo Fijo es un contrato bancario por el cual el cliente deposita dinero en una entidad financiera, que se compromete a devolverlo en un cierto tiempo preestablecido (por ejemplo: a los 30, 60, 90 días, a 6 meses...) más intereses, por no poder contar el cliente con esas sumas durante el lapso que dura el depósito.