Concepto de vencimiento

El vencimiento es el cumplimiento del plazo de una obligación a término, del que se había dispuesto para ejercer un derecho, o de la llegada de la fecha de expiración de un producto consumible, tras la cual, perderá sus propiedades o podrá causar daño al organismo. Otra acepción es cuando un elemento se inclina por su peso: “Se ha producido el vencimiento de la estructura de la pared y hay riesgo de que se caiga”.

En el caso del vencimiento de plazos obligacionales, cuando esto ocurre, y no ha existido para la omisión del cumplimiento, causas fortuitas o de fuerza mayor, acreditadas de modo fehaciente, se incurre en mora, con las consiguientes sanciones económicas o intereses por incumplimiento. Podemos dar los siguientes ejemplos: “Se me venció el plazo para pagar la factura de luz, y ahora tendré que abonarla con recargo”, “Compré una heladera en 12 cuotas, y cada una vence el día cinco de cada mes” u “Olvidé de abonar el alquiler, y el vencimiento fue hace 10 días, ahora me cobrarán intereses compensatorios y punitorios”.

En el vencimiento de ejercicio de derechos, podemos citar: “Tenía que presentarme a cobrar el premio hasta ayer y me olvidé, y decía claramente que operado el vencimiento ya no podía reclamarlo”. Los derechos humanos fundamentales son imprescriptibles, por lo cual no vencen por no usarlos, como el derecho a la libertad, a la educación o al trabajo.

En los productos alimenticios y otros productos perecederos, se debe colocar obligatoriamente en sus envases y de modo visible su fecha de vencimiento (o más estrictamente de caducidad) la que es variable según su composición. La fecha de vencimiento es estimativa y es para evitar no solo que los ingredientes pierdan nutrientes, sino, especialmente, porque pueden resultar altamente tóxicos, como en el caso de los lácteos, en los que no solo importa observar su vencimiento sino también no interrumpir la cadena de frío. Algunos productos no tienen fecha de vencimiento como el azúcar, los cereales o la miel. Además de los alimentos, los medicamentos también poseen fecha de vencimiento, lo que no implica que deban ser tirados al día siguiente, sino, que como la fecha es aproximada, pueden utilizarse unos días después, siempre que se los haya almacenado del modo correcto, en sitios secos y frescos.