Concepto de alquimia

La palabra alquimia proviene etimológicamente del árabe al-khimia, y es un antiguo conocimiento técnico, no reconocido como ciencia, pero que sustentó muchas modernas ciencias, sobre todo la Química. Combinó aspectos espirituales, con saberes de Química, Física, Astrología, Medicina y misticismo, realizando una simbiosis entre la Física con la Metafísica. La alquimia es objeto de estudio por muchos historiadores y científicos como precursora de numerosos adelantos farmacéuticos y metalúrgicos.

Los remedios milagrosos preparados por los alquimistas intentaban combinar los cuatro elementos básicos que brinda la naturaleza: agua, fuego, tierra y aire, cuyas sustancias (mercurio, sal y azufre) eran purificadas por la acción del fuego.

Intentaron hallar la piedra filosofal roja que lograra catalizar los metales, tratando de convertirlos en oro, que era el símbolo de la fundamental materia perfecta (por la acción del mercurio) siendo las demás imperfectas debiendo alcanzar su perfección según la teoría de Aristóteles. La piedra filosofal blanca transformaría los metales en plata. Su meta principal era el logro de la vida eterna y la panacea universal logrando preparados farmacéuticos para combatir dolencias.

Muchos científicos reconocidos como Francis Bacon (1561-1626) o Isaac Newton (1643-1727) fueron alquimistas.

Se distinguieron la alquimia china vinculada al taoísmo y la alquimia occidental, del mundo egipcio, griego y romano (En Roma fue el emperador Diocleciano el que mandó quemar los estudios sobre alquimia para convertir los metales en oro). La alquimia tomada por los árabes fue introducida por ellos en el continente europeo.

“El Alquimista” es una obra literaria, muy famosa de Paulo Cohelo.