Concepto de apéndice

El origen etimológico del vocablo apéndice lo hallamos en “appendix” término latino que se integra con “ad” (próximo) y el verbo “pendere” que se puede traducir como colgar, significando algo que se suplementa a otra cosa, por ejemplo utilizado en los libros de textos, cuando a la obra se le agrega un adicional que la aclara o complementa.

Con este sentido de lo que se agrega a una cosa, se aplica en los organismos vivos, a aquellos órganos que cuelgan o se añaden a otros, como ocurre, con las orejas o con la nariz en el ser humano.

Concepto de apéndice

Entre las personas, se conoce como apéndice propiamente dicho o apéndice vermiforme a un tubo cilíndrico flexuoso, conectado y siendo prolongación del ciego, siendo este último, parte del intestino grueso, situado al modo de un fondo de saco debajo de donde desembocan el yeyuno y el ileon.

El apéndice tiene una longitud aproximada de 10 centímetros, y está situado a la derecha. Consta con una cavidad angosta en su centro que se halla recubierta por una mucosa, que es muy abundante en tejido linfoide.

La inflamación del apéndice recibe el nombre de apendicitis, que se resuelve en la mayoría de los casos por cirugía, ya que en caso de infección puede ocasionar una peritonitis, que es un problema de salud de mayor gravedad. La función del apéndice en el organismo es casi nula, sosteniendo algunos científicos que contribuye a la limpieza orgánica y a la actividad inmunológica.

A nivel zoológico si tomamos los artrópodos, éstos presentan en cada uno de sus segmentos, apéndices o patas articuladas, en muchos casos modificados según sus formas de vida.