Concepto de colágeno

La palabra colágeno proviene de la unión de dos vocablos de origen griego: “colla”, que significa “cola”, y “geno”, proveedor de vida.

En Biología, se conoce como colágeno, a una proteína constitutiva de las fibras colágenas (integradas por una gruesa y larga cadena de aminoácidos entrelazados, que representan en la totalidad de las proteínas del ser humano, el 30 %) resistentes a la tracción, y flexibles, que hallamos especialmente en la piel, cartílagos, tendones, ligamentos, y en los huesos de los animales, que a la manera de un pegamento, de una cola para pegar, hace que se adhieran, retengan la hidratación y se vuelvan resistentes, las células y los tejidos conjuntivos del organismo, que a su vez segregar esta proteína. También existe colágeno en las encías, en los vasos sanguíneos, en las uñas y en la córnea. Cuando falta colágeno, las manifestaciones externas son visibles: la piel se arruga y se reseca.

Concepto de colágeno

Las células producen el colágeno de modo natural hasta una edad determinada, lo que decrece sensiblemente a partir de los 40 años. Consumir alimentos con colágeno no es tan efectivo como podría parecer, pues es difícil de absorber por el organismo.

Contribuyen a reducir el colágeno, la exposición prolongada a la acción solar, el tabaquismo y la acción de los maléficos radicales libres.

Técnicas de implantación de colágeno, son usadas para remediar los efectos que produce en la piel la falta de colágeno, lo que debe quedar reservado a manos expertas. existen muchos productos cosméticos para reducir arrugas e hidratar la piel, realizados con colágeno.

La gelatina, producto que usamos como alimento humano, proviene de un proceso de ebullición, enfriamiento e hidratación al que se somete el colágeno.