Concepto de llanura

La palabra llanura alude a un relieve plano, por eso también puede ser llamado planicie. La elevación del terreno en las llanuras no sobrepasa los doscientos metros sobre el nivel del mar; y son de reciente origen, ya que pertenecen al período cuaternario o antropozoico. Se extienden en grandes proporciones en las zonas bajas de los continentes, en las cuencas de importantes ríos, con valles poco profundos. Esas zonas se utilizan para el cultivo, pues son terrenos formados por sedimentos, muy fértiles en general, por ser ricos en nutrientes; también se usan para la edificación, para construir caminos, etcétera. Por sus sedimentos en muchos casos, como en el Golfo de México, son suelos ricos en petróleo. Por encima de la altura de doscientos metros el relieve se llama meseta.

En el continente americano se destacan la llanura amazónica, la del Orinoco, la del Mississippi y la chaco-pampeana, que ocupan gran parte de la zona central del continente. En América del Sur predominan las llanuras aluviales o de erosión (formadas por la acumulación de materiales trasportados por las aguas de un río) y fluviales. Las llanuras asiáticas son conocidas con el nombre de estepas, se originan en montañas y se encuentran en latitudes altas, dirigiéndose al Océano Glacial Ártico. En el continente africano hay pocas zonas de llanura. En Europa las llanuras se formaron al retirarse los glaciares.

El clima de las llanuras es variable, dependiendo de si su latitud es alta o baja. Hay llanuras templadas con veranos calurosos e inviernos fríos y tropicales con estación seca y lluviosa.