Concepto de nutrientes

Los nutrientes son elementos necesarios para realizar las funciones vitales de la célula a través de un proceso metabólico.

En el caso de las plantas, los nutrientes esenciales son el agua y el dióxido de carbono, aunque no son los únicos. Las biomoléculas, que componen a los seres vivos están conformadas por átomos, llamados bioelementos, que son entre otros, el carbono, el hidrógeno, el oxígeno, el nitrógeno, el magnesio, el hierro, el potasio, el boro, el fósforo y el sodio. Estos nutrientes ingresan a la planta a través de sus raíces que cumplen la función de absorber el agua y las sales minerales en ella disueltas; y por las estomas de las hojas, que se encargan de incorporar el dióxido de carbono.

Los organismos heterótrofos, entre ellos los animales y el hombre, necesitan de nutrientes para obtener energía, crecer y reparar sus tejidos, por lo cual deben incorporar nutrientes a través del proceso alimenticio. Una vez que los alimentos se hayan digerido y absorbido en el organismo, las sustancias químicas contenidas en ellos, llamadas nutrientes, podrán cumplir sus funciones específicas.

Estos nutrientes son:

1. Las proteínas que contienen aminoácidos esenciales que se hallan presentes en la carne, en la leche y sus derivados, en los huevos, en la soja y en las legumbres.
2. Los lípidos o grasas, presentes en aceites, lácteos, yema de huevo, carnes, embutidos, y cuyo exceso puede ocasionar trastornos de excesos de colesterol.
3. Los glúcidos son fuente de energía, por ejemplo los azúcares,
4. Las vitaminas: que se identifican en sus diversos tipos con letras mayúsculas A, B, C, D, E, K. Su exceso se elimina por la orina.
5. Los minerales: como el sodio, el potasio, el calcio, el hierro, el fósforo o el yodo.