Concepto de precipicio

El vocablo latino “praecipitium” integrado por el prefijo de antelación “prae” y por “caput” con el significado de “cabeza” dio nacimiento a nuestra palabra precipicio que indica literalmente, un lugar peligroso del cual podemos “caer de cabeza”.

El precipicio es un sitio donde el terreno se termina de repente, y a continuación existe un vacío. Si traspasamos el borde del precipicio caeremos violentamente hacia el fondo con un desenlace generalmente fatal. Esa profundidad que se abre al borde del precipicio se denomina abismo.

Concepto de precipicio

Ejemplo: “El automóvil transitaba por el sinuoso barranco y de repente volcó hacia el precipicio, produciéndose la tragedia”.

Son despeñaderos, cortes verticales del terreno, que se forman generalmente de modo natural. Por ejemplo, los hallamos, en general en lugares altas montañas, como ocurre en la costa de Caracas, o en la costa de Noruega donde se destaca La Piedra del Pulpito, una formación montañosa ubicada a unos seiscientos metros sobre fiordo Lusefjorden; o los acantilados de Moher en Irlanda de más de doscientos metros. En muchos de esos lugares se han construido miradores, pues la altura en la que se hallan permite apreciar paisajes increíbles en toda su dimensión, como por ejemplo el mirador en forma de herradura construido a una altura de 240 metros en el sector oeste del Gran Cañón en Arizona.

En sentido metafórico se dice que alguien está al borde del precipicio cuando se halla en una situación límite, a punto de perderlo todo: “Mi vida se destruye por las drogas y el alcohol, estoy como en un precipicio, a punto de caer al vacío y perder mi familia, mi empleo y mi salud”.