Concepto de peñasco

La palabra peñasco está integrada por los siguientes términos de origen latino: “pennus” en el sentido de ala, aleta o parte saliente o puntiaguda, y el sufijo de relación “sco”.

Un peñasco es una roca que sobresale, es escarpada, y tiene dimensiones considerables, ubicada en altura, formada por causas naturales. Ejemplos: “Resbaló y cayó al precipicio, pero por suerte pudo aferrarse a un peñasco para esperar el rescate” o “Esta área de peñascos brinda un aspecto muy tosco al paisaje”. Estos peñascos que resultan bastante peligrosos, son también llamados riscos.

Las piedras de gran tamaño que se conservan en su estado natural, también se denominan peñascos.
Peñasco es, además, la denominación de un molusco marino, que podemos hallar en aguas tropicales, gasterópodo, con espinas y tubérculos, de gran caparazón. Son caracoles carnívoros que segregan una sustancia de uso antiguamente en tintorería. Se conocía como púrpura real o de Tiro, de color rojo que se utilizaba para teñir telas, especialmente entre los fenicios, en Tiro.

En Zoología y Anatomía, el peñasco de los mamíferos es parte de su hueso temporal (las otras de sus partes son la escama y el hueso timpánico) de forma piramidal, ubicado en la base del cráneo, y que contiene al oído interno. También se lo conoce como hueso petroso, posee cuatro caras y puede sufrir fracturas.

En Geografía, Puerto Peñasco es el nombre de una ciudad situada en México, dentro del municipio del mismo nombre del cual es su ciudad cabecera. Está en el estado de Sonora, en las costas del Golfo de California, y tiene unos 57.000 habitantes. Sus hermosas playas la convierten en un excelente destino turístico.