Concepto de sahumerio

El vocablo sahumerio de conformó con raíces tomadas del latín: El prefijo “sub” que indica “debajo”, el verbo “fumare” que significa “humear” o “echar humo” y el sufijo de acción y efecto “io”.

El sahumerio o incienso es una sustancia que al quemarse produce un humo de aroma agradable y relajante, por lo cual se utiliza para perfumar ambientes, pero también en rituales para equilibrar la energía del ambiente y de las personas, atraer la energía positiva y ahuyentar las negativa; y en meditación, para favorecer el relax y la concentración.

Cada tipo de sahumerio, que depende de la sustancia que se quema, tiene diferentes virtudes. Por ejemplo, el sándalo es utilizado mucho en rituales pues se la considera una madera sagrada que purifica. El cedro transmite vigor y fuerza. El ámbar y el anís favorecen la concentración y la meditación. La lavanda y la canela estimulan el deseo, la atracción y la pasión. El incienso y la mirra están vinculados a lo celestial. Recordemos que oro, incienso y mirra fue el regalo de los Reyes Magos, que eran sabios orientales, le ofrecieron a Jesús. Oro porque lo reconocieron como un “rey” y el oro era lo que no se corrompe como el amor de Dios; incienso porque lo reconocieron como divinidad, ya que con incienso se hacía el aceite santo con el se ungía y consagraba a los sacerdotes; y mirra porque también era un ser humano. La mira era empleada para embalsamar cadáveres, implicaba padecimiento, y Jesús moriría para salvar a la humanidad.

Desde tiempos remotos se usaron sustancias aromáticas en rituales religiosos, para ofrendar a los dioses el placer del aroma, siendo los egipcios los que más los utilizaron. Los hebreos al regresar de su exilio en Egipto también los incorporaron en sus rituales sagrados. Pero también lo hacían sus enemigos, adoradores de dioses representados en imágenes, como los sacerdotes de Baal.

En la actualidad, los sahumerios suelen adquirirse en forma de varillas delgadas, a las que se les prende fuego en su parte superior. Se sostienen con un porta-sahumerio y se usan en los hogares para otorgarles una sensación de paz y energía vital, etcétera, dependiendo del fin buscado y del aroma empleado. En algunos lugares donde la concentración es un objetivo, como por ejemplo en la práctica de yoga, o en lugares donde se ejerce la adivinación, suelen colocarse sahumerios.

Un sahumerio tradicional de tonalidad gris, fabricado en India es el Neg Champa (champa dorada) elaborado a partir de una flor, la flor del champa, un árbol tropical que se encuentra en el sur del país.