Concepto de astillero

La palabra astillero se derivó de astilla, que a su vez se originó en el francés antiguo “astelle”. Los astilleros, conocidos también como atarazanas, son utilizados en el ámbito naval, ya que son sitios que se destinan a fabricar y reparar embarcaciones de todo tipo, desde yates de paseo a barcos de transporte de personas, comerciales o con finalidad militar, que se originaron por una necesidad práctica al crecer la demanda de buques, estableciéndolos en zonas cercanas a los lugares donde se navega; o sea, ríos y mares.

Concepto de astillero

En Italia se destacaron durante el medioevo los astilleros de Génova, Pisa y Venecia, mientras España ubicó los más relevantes en el Reino de Aragón y en Sevilla.

Actualmente hay muchos astilleros importantes. Los astilleros Blackwall, en el río Támesis son muy destacados por sus fragatas. En 1863 construyeron un “buque articulado” para trasladar carbón desde Newcastle a Londres. En Irlanda del norte, más precisamente en Belfast, el astillero Harland and Wolff Heavy Industries Ltda. se hizo muy conocido por haber fabricado el RMS Titanic que se hundió trágicamente en abril de 1912.

Actualmente los astilleros más importantes se ubican en Corea del sur y China. En América Latina, podemos mencionar a Chile, cuyo astillero ASMAR, se destina para la reparación de buques de la armada. En Colombia, el Cotecmar, se dedica a construir embarcaciones para seguridad y defensa. En Argentina, en la provincia de Buenos Aires, en una pequeña ciudad que se llama Ensenada y fundado en 1953 se emplaza el Astillero Río Santiago.

En España, existe un municipio de 6,80 km² que se denomina “El Astillero” y pertenece a la comunidad autónoma de Cantabria.

El escritor uruguayo Juan carlos Onetti (1909-1994) escribió “El Astillero”, novela en la cual el protagonista tras ser echado por el gobernador de Santa María, se radica en un lugar cercano, Puerto Astillero, donde se desarrolla la trama del relato, dentro de un astillero donde consigue trabajo.