Concepto de crítica

La palabra crítica, de etimología latina, a su vez tomada del griego, proviene de “criticus” como facultar de elegir o discernir. Es por lo tanto, la crítica, un análisis racional de algún asunto sujeto o cosa, para evaluar sus aspectos positivos o negativos extrayendo una conclusión personal valorativa.

Si bien muchas veces la crítica es usada para referirse a opiniones disvaliosas, esto no es necesariamente así, ya que la crítica además de ser negativa, puede ser positiva, juzgando lo evaluado como bueno. De este modo hablamos de críticos de cine, de críticos de arte, de críticos literarios, que son personas que califican estas obras como buenas o malas, al analizarlas pormenorizadamente y con criterios lo más objetivos posibles. La crítica constructiva tiende a mostrar los aspectos negativos de algo, con el fin de mejorarlos.

En educación trata de despertarse en los alumnos el espíritu crítico, que significa interiorizarse de los contenidos de enseñanza, para analizarlos, cuestionarlos, someterlos a discusión y replanteo, y no aceptarlos pasivamente. El objetivo es que las nuevas generaciones no acepten sin más lo que se les dice, sino solo lo que consideran válido, ante los innumerables mensajes que les llegan desde su entorno, muchas veces contradictorios, sobre todo desde la política o desde los medios masivos de comunicación.

El filósofo Kant (1724-1804) utilizó la crítica como base de su método para investigar la validez del conocimiento, y lograr un acuerdo entre el conocimiento racional y el empírico, superando ese aparente divorcio entre experiencia y razón.. En su obra “Crítica de la razón pura” Kant niega a la razón la posibilidad de lograr un conocimiento absoluto, pero sí se lo adjudica en el campo moral. En la “Crítica del juicio” analiza la relación entre el sujeto y la realidad que lo circunda, desde el sentimiento, y no desde la teoría ni desde la práctica.