Concepto de cultura

Hay muchos conceptos de cultura, pero todos tienen como denominador común que es una creación humana. Su origen etimológico latino “cultus” alude al cultivo de la tierra, para luego extenderla al cultivo de todas las potencialidades del hombre y su desarrollo.

Solo el hombre produce cultura pues es capaz de crear, valorar, modificar la naturaleza, expresarse artísticamente, variar costumbres, etcétera, gracias a su capacidad racional. Todas estas manifestaciones creativas del hombre en su conjunto, conforman la cultura de una sociedad. Cada sociedad desarrolla su propia cultura en base a su propia escala de valores, leyes, arte, costumbres, vestimentas, religión, idioma, etcétera. Así diferenciamos por ejemplo la cultura oriental de la occidental. Toda sociedad tiene cultura sea avanzada o no.

Una definición mucho más amplia nos habla de cultura como todo lo que el hombre hace, sin importar si es positivo o negativo, así el delito sería parte de la cultura. Muchas veces se ha empleado la expresión cultura del delito. Otra noción más restringida nos enseña que cultura tiene una valoración positiva, y no incluye las conductas negativas, inmorales o antijurídicas.

Otra acepción de cultura referida al ser humano individual, define al hombre culto como aquel que responde a los valores sociales, y posee amplitud en el conocimiento de la época.

Cuando hablamos de cultura del progreso, nos referimos a la evolución del hombre hacia nuevos logros en los campos tecnológicos, de salud, en el arte o en las letras.

Culturas aborígenes son las que se hallaban en América Precolombina y que fueron arrasadas por los conquistadores, movidos por su etnocentrismo cultural (considerar a la propia cultura como la única positiva y verdadera).

Cuando nos referimos a productos culturales, son las obras del hombre que se concretan en cuadros, libros, cuerpos normativos, obras musicales, etcétera.