Concepto de merced

La palabra merced se originó en el vocablo latino “merces” con el significado de favor, premio, precio o recompensa.

En la Baja Edad Media, en el reino de Castilla, se acostumbraba entregar una merced, en general territorios o señoríos, como premio a un vasallo por parte del rey, en reconocimiento a algún favor.

Ejemplos de uso actual: “Me has hecho una gran merced al concederme tu amistad” o “No mereces mi merced, eres una persona soberbia y egoísta”.

Quedar a merced de algo o de alguien es someterse a su voluntad o capricho, por ejemplo: “El barco quedó en medio del mar a merced de la tormenta”, “Los niños se perdieron en el bosque y quedaron a merced de las alimañas” o “El pobre hombre quedó a merced de los delincuentes armados que le robaron todas sus pertenencias”.

Concepto de merced

La expresión “Vuestra Merced” se usaba como cortesía para referirse a alguien que no tuviera una dignidad o título nobiliario específico, y fue posiblemente el origen de “usted”, que es el apócope de Vuestra Merced.

La Virgen de la Merced, se apareció a San Pedro Nolasco, al Rey y al Cardenal de Barcelona, para solicitarles la fundación de una orden religiosa. Es por ello que a principios del siglo XIII se fundó La Orden de la Virgen María de la Merced de los cautivos cristianos. Era originariamente una orden militar que tenía por objetivo redimir a los cautivos. La devoción a esta virgen redentora se extendió por España, Francia e Italia y en el siglo XV llegó a América con la conquista. Se la conmemora el 24 de septiembre.

La Merced es el nombre de algunas localidades o barrios ubicados en España y América Latina.

Mercedes es también un nombre femenino y su significado es precisamente, premio o recompensa.