Concepto de populismo

El populismo, traducido del latín como “a favor del pueblo”, entendido éste como comprendiendo al conjunto de la población sin privilegios, especialmente económicos, es un conjunto de ideas políticas donde los gobernantes o quienes aspiran a ocupar el poder, en especial los llamados “partidos de masa” nacidos a mediados del siglo XIX, como el peronismo en Argentina, el aprismo en Perú o el getulismo en Brasil, planean y ejecutan una serie de medidas en beneficio del pueblo.

Los partidos políticos que practican el populismo, se embanderan bajo el lema de la justicia social, y de la erradicación de diferencias sociales; lo que intentan lograr a través de planes sociales, creación de puestos de trabajo, defensa de los intereses obreros, política de precios máximos, mayor carga impositiva para las clases más adineradas, etcétera. Sus detractores los acusan de demagógicos, ya que dicen, a través de estos beneficios intentan captar un grupo de electores que incondicionalmente sufragarán a su favor en las urnas, sin percatarse en donde se originan los beneficios económicos que reciben, que no en todos los casos son compensaciones a sus aportes y esfuerzos, sino dádivas, exigiendo que a cambio de lo que reciben realicen trabajos genuinos.

Concepto de populismo

Sin embargo, y a pesar de las medidas a favor de los sectores más pobres y clases trabajadoras, no intentan cambiar el sistema capitalista; como sí pretende hacerlo el comunismo.

El populismo se extiende a otros planos como ocurre en el ámbito militar, cuando existe alianza entre los militares y el pueblo empobrecido, como el movimiento “etnocacerista” en Perú, que abogaba por la primacía y superioridad de los indígenas, frente a los blancos, incluso por medio de la violencia.