Concepto de revolución

Revolución significa cambio intenso, capaz de modificar el curso normal de los hechos o situaciones. Puede darse en los planos social, político, económico, ideológico, religioso o tecnológico. Pueden ser violentas o pacíficas.

Generalmente las revoluciones sociales y políticas son violentas, pues algunas personas prefieren mantener el orden existente, pues les conviene, y otras quieren modificarlo para reivindicar derechos. La fricción entre ambas posiciones antagónicas suele generar luchas para consolidar las distintas situaciones de poder.

Como ejemplos de revoluciones políticas y violentas, podemos citar la revolución francesa de 1789, que ensangrentó a Francia en 1789, en la lucha de la burguesía contra el poder real y la nobleza, con el objetivo de lograr la libertad, la igualdad y la fraternidad, depositando la soberanía en el pueblo (República) eliminando el sistema político del Absolutismo Monárquico. Otro ejemplo de revolución política violenta fue la Revolución Rusa de 1917 que impuso el comunismo y estableció la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. La Revolución de Mayo en el Río de La Plata en 1810, fue la lucha de los criollos por independizarse de la metrópoli española.

Un ejemplo de Revolución económica y pacífica, fue la Revolución Industrial, que cambió el modo de trabajar, del trabajo artesanal al trabajo fabril, con la incorporación de maquinarias, y sentó las bases del sistema económico capitalista.

La Revolución ocurrida en México en 1910 es un paradigma de revolución social violenta, con objetivos de tipo cultural, de justicia para todos, y de reformas agrarias.

Desde el siglo pasado, el avance científico y tecnológico ha sido tan intenso, que muchos hablan de una nueva era, llamada era tecnológica, que significó un gran cambio en los medios de comunicación, de información y laborales.

También se llama revolución, al movimiento que realiza un astro en derredor de otro, como el movimiento que efectúa la Tierra en torno al Sol en un período anual.