Concepto de test

En sentido amplio el test es una prueba, que intenta obtener ciertos resultados comprobatorios.

Los test psicológicos, tratan de averiguar las capacidades intelectuales o el equilibrio mental de un sujeto.

Los test objetivos o pruebas objetivas son aquellos donde los sometidos al test responderán las consignas con mínimas palabras, o elegirán entre varias opciones, seleccionado con algún asterisco la elegida, para responder a lo preguntado.

Los test son técnicas, por eso se aplican a casos concretos con fines utilitarios. Lo que se mide es la exteriorización de ciertas acciones de un sujeto, que permiten catalogarlo en ciertas categorías. Así los test de capacidad intelectual, nos dicen el grado de coeficiente intelectual de una persona, los test psicológicos nos hablan de su carácter y personalidad, los que son utilizados muchas veces por las empresas en su selección de personal. Son muy utilizados los test vocacionales, para descubrir la orientación que poseen las personas para el ejercicio y aprendizaje de ciertas profesiones, a partir de preguntas o dibujos.

Deben, para tener eficacia, ser interpretados por personas idóneas, pues es común la tendencia a evaluarlos subjetivamente. No son verdades absolutas, y se van perfeccionado a través del tiempo, cuando se van descubriendo, a través de nuevas investigaciones teóricas y experienciales, nuevas características del comportamiento humano, de las habilidades personales, de las expresiones de la personalidad, etcétera.

Por ejemplo los test de inteligencia, si bien continúan vigentes y aceptados, se han complementado esos resultados, por considerarse que la inteligencia no puede ser medida y cuantificada estadística y rigurosamente, ya que ha surgido la teoría de la existencia de inteligencias múltiples, con distintos estilos cognitivos que varían de un sujeto a otro. Para determinar a qué tipo de inteligencia se acerca cada persona, también se realizan tests.