Concepto de cobertura

La palabra cobertura significa el efecto de cubrir, de colocar un manto o llenar algo total o parcialmente (cobertura total o parcial). En el primer caso hablamos de la cobertura por ejemplo de una torta, a la que tapamos con chocolate, merengue, crema o fondant con el fin de decorarlas. Hay un chocolate específico para ello, que se denomina “chocolate cobertura”.

En Meteorología se habla de cobertura nubosa cuando vemos el cielo con abundantes nubes, lo que le da un color blanquecino.

En las obras sociales o en los seguros para determinadas enfermedades o siniestros respectivamente, se llama cobertura a los riesgos que se encuentran alcanzados por la protección y a las personas que resultan beneficiarias. Ejemplo: “la cobertura por riesgos de trabajo alcanza a todos los empleados de la empresa, ante siniestros que ocurran en ocasión del trabajo”.

La expresión “cobertura de la información” hace referencia a los medios de comunicación que se encargan de dar a conocer las noticias al público, y la forma en que se lo hace. Así por ejemplo se habla de “cobertura en directo”, “inexistencia de cobertura”, “cobertura por un único medio” etcétera.

También puede indicar el área geográfica a la que llega dicha información. En este mismo sentido, puede aplicarse a la zona que está alcanzada por un servicio, ya sea de transportes, sanitario, educacional, entre otros.

En Economía se denomina cobertura a las garantías que se ofrecen para respaldar una deuda, para “cubrir” o resguardar al acreedor ante un eventual incumplimiento del deudor.