Concepto de contenido

La palabra contenido se originó de la unión del prefijo latino “com” que indica totalidad, el verbo “tenere” = “tener” y el sufijo que indica característica: “ido”. El contenido material o inmaterial, es aquello que está dentro de otra cosa que también puede ser o no corpórea, denominada continente. Son ejemplos de contenidos dentro de continentes materiales, el líquido que se encuentra dentro de una botella o jarra, los libros que están dentro de una biblioteca, la ropa dentro de un armario, etcétera. Son contenidos inmateriales, entre otros, los conocimientos que uno tiene en el cerebro o las esperanzas, ilusiones o deseos dentro del alma. Ejemplos: “El contenido de tu maleta es tanta, que casi no se puede cerrar”, “No pudiste aprobar el examen porque tienes muy pocos contenidos que puedas recordar”, “Tu corazón solo contiene odio y resentimiento”.

Concepto de contenidos

Los contenidos líquidos se miden en litros y los sólidos en gramos, por ejemplo: “Esta botella contiene dos litros de jugo de fruta” o “En una taza entra un contenido de 200 gramos de azúcar”.

Los contenidos escolares, son los diferentes temas que se abordan en los programas de estudios.

En el caso de que hablemos del contenido de un libro, de un periódico, de una película o de una obra teatral nos estaremos refiriendo a su argumento o temas. Por ejemplo: “El contenido de este texto es muy aburrido y difícil de comprender”, “El contenido del diario es solo de propaganda política” o “El contenido de la película me pareció demasiado dramático. Cuando las obras tienen un contenido erótico suelen calificarse como “contenidos no aptos para menores”. En el caso de las obras artísticas, como dibujos o pinturas, su contenido puede versar sobre lo que han querido los artistas, plasmar o representar. En las publicidades y propagandas, los contenidos son persuasivos ya que tratan de convencer sobre las bondades de un producto, para que se los adquiera, o las cualidades de un candidato político para captar sufragios.