Concepto de difusión

La difusión es un fenómeno que implica extender, divulgar o diseminar, a través del tiempo y del espacio, una noticia, una idea, una enfermedad, costumbres, idiomas, negocios, modas, etcétera.

La difusión puede tener alcances de pequeña o gran escala, y tener consecuencias menos o más graves. Ejemplo del primer caso sería el siguiente: “La maestra me retó, y pronto lo que hice tuvo difusión por todo el colegio”, y del segundo: “El virus tuvo una amplia difusión, y ya alcanzó nivel mundial”.

Los medios masivos de comunicación ayudan a que la difusión de información sea muy grande al expandir en forma veloz los mensajes lo que contribuye a acentuar la vorágine de la globalización. Los primeros medios de difusión masiva fueron la radio y la televisión, pero actualmente Internet ha revolucionado la comunicación por la rapidez y simpleza de la difusión de las noticias y la comunicación en general.

La difusión como fenómeno químico ocurre en las soluciones, cuando las distintas sustancias que la componen tienden a ocupar todo su volumen. Thomas Graham, un químico escocés en la mitad del siglo XIX, estudió el fenómeno de la difusión y sentó la teoría de que la cantidad de gas que se difunde, lo hace en una proporción inversa a la raíz cuadrada de su masa molecular. Diferenció las sustancias con difusión rápida y que cristalizan fácilmente, llamadas cristaloides, de aquellas sustancias, conocidas como coloidales, donde la difusión de sus disoluciones es lenta.

Cuando lo que se habla o escribe se dilata sin sentido o coherencia, se habla de difusión, como vicio comunicativo.