Concepto de diseño gráfico

Diseñar quiere decir proyectar, organizar, coordinar elementos para realizar una obra. Puede diseñarse un edificio, un libro o una figura, que serian el producto del diseño. Gráfico nos limita el alcance del diseño que queremos conceptualizar, pues requiere que sea escrito.

Diseñar gráficamente es realizar un proyecto, o como dice su etimología italiana “disegno”, dibujarlo. Son combinaciones de notas visuales atractivas, dibujos (técnicos o a mano alzada) o fotografías, sobre un soporte material cualquiera como puede ser un cartel, un libro, sobre todo en su portada, un envase, un catálogo o un folleto; o virtuales, como los diseños por computadoras, en vistas a un objetivo de información, de propaganda, de persuasión, etcétera, que hará que el diseño se concrete en un mensaje, denominado grafismo.

Si bien el diseño gráfico fue usado desde siempre, sobre todo a partir de la invención de la imprenta, fue el siglo XX el que produjo su auge, con el avance tecnológico, que desembocó en el broche de oro del diseño digital.

La Escuela Nacional de Artes Plásticas nos da el siguiente concepto de diseño: “Es la disciplina cuyo objetivo es propender a la satisfacción de necesidades concretas en materia de comunicación visual. Para ello utiliza mensajes significativos socialmente, a los que configura y sistematiza”.

La tarea desarrollada por el diseñador gráfico tiene gran importancia para otras tareas, como las educativas, las periodísticas, industriales y para los administradores de empresas.

Destinado a surtir un efecto en el destinatario, el mensaje tiene gran relación con la psicología perceptiva, ciencia que debe ser muy tenida en cuenta por el diseñador, para lograr su fin, quien además debe ser creativo, y estar dotado de una fructífera capacidad imaginativa.