Concepto de exactitud

La palabra exactitud se compone del adjetivo latino “exactus” que designa aquello que posee precisión (de “ex” sacar afuera y de “agere” con el significado de “realizar”, más el sufijo “tudo” que es atributivo de cualidad.

La exactitud es un atributo de aquellas cosas carentes de error, de las que no se duda y no tienen margen para su discusión. Por ejemplo, la Matemática es una ciencia de gran exactitud, ya que por ejemplo nadie osaría contradecir que uno sumado a uno, es dos. Estas Ciencias exactas se basan en objetos ideales. Sin embargo, la exactitud absoluta es casi imposible de poder ser predicada en otras ciencias experimentales, como por ejemplo, la Física, debiéndose optar por hablar de exactitudes probabilísticas.

Concepto de exactitud

En los instrumentos de medición, la exactitud implica que tengan el mayor acercamiento posible entre el valor experimentental y la magnitud real.

Con respecto a las horas en que se dividen los días, éstas se establecen en sesenta minutos exactos cada una, representando una unidad de tiempo que sin embargo necesita que se le realicen algunos ajustes pues como se basa en la rotación terrestre, ésta presenta algunas irregularidades.

Sin embargo, no siempre la exactitud coincide con la verdad, ya que se alude a que algo es exacto cuando se adecua a ciertos parámetros o cuando coincide con el fin perseguido. Por ejemplo: “el profesor quedó muy conforme con el alumno, ya que le dijo exactamente lo que él quería escuchar”, “Repitió exactamente cada una de las palabras que le exigía el secuestrador” o “Esta joya es exactamente como la quería”.