Concepto de fenómeno

Es un vocablo griego que significa apariencia. Cualquier hecho observable es un fenómeno. Así hablamos de fenómenos meteorológicos como la lluvia, de fenómenos químicos como los cambios de la materia, fenómenos físicos como la reflexión de la luz, fenómenos biológicos, como los nacimientos, psicológicos que nos muestran nuestro propio yo interno, y los fenómenos paranormales, como sucede con sonidos o movimientos que se observan en una casa sin explicación racional.

Filosóficamente puede conceptualizarse el fenómeno como lo que aparece o se manifiesta y es captable por los sentidos, pero puede ocultar la verdadera esencia de las cosas.

Platón consideró que el fenómeno, o sea la realidad que captan los sentidos es engañosa, y que la verdad se hallaba en el mundo de las ideas, accesible a través e la razón. Los fenómenos no son eternos, sino temporales, lo eterno son las ideas. En el mundo fenoménico puede haber muchos niños, muchos animales, muchas plantas, en cambio la idea de niño, de animal o de planta es única.

Para Kant la cosa en sí no puede conocerse. El sujeto solo conoce el fenómeno que se le presenta a través de sus sentidos y de los elementos a priori (anteriores a la experiencia) que el sujeto que capta el fenómeno coloca. El noúmeno de Kant, que trasciende al fenómeno y que solo se capta por la razón, es la cosa en su estado puro.

El método fenomenológico es el que se emplea para describir los fenómenos que son objeto de estudio, ateniéndose a lo que se muestra a los sentidos y describiéndolo en su pureza.

La fenología es el estudio de los fenómenos biológicos que se producen en animales y plantas en forma periódica y relacionado con las condiciones climáticas.