Concepto de nocivo

Su origen etimológico está en el vocablo latino “nocivus” adjetivo derivado de “noxa” que significa daño. Es por ello que algo es calificado como nocivo, cuando perjudica, u ocasiona una consecuencia desagradable o dañina.

Puede hablarse de nocivo, haciendo referencia a alguna sustancia, como la nicotina, o los gases tóxicos, o los plaguicidas, cuyas repercusiones son altamente nefastas para la salud ambiental en general y humana en particular. Fumar, es muy nocivo para la salud, a pesar de lo cual, la gente sigue practicando este hábito, pues como su nocividad recién se advierte con el tiempo, no se dimensiona su peligrosidad.

Algunos productos son más nocivos que otros, y las sustancias venenosas deben estar señalizadas para advertir sobre sus efectos, que pueden llegar a ser letales.

El medio ambiente se halla en crisis, por la gran cantidad de elementos nocivos que lo contaminan por obra de la actividad humana, provenientes de desechos industriales, plaguicidas, residuos orgánicos, etcétera, que exponen a la tierra, el aire y el agua a condiciones que los degradan, y resultan insatisfactorias para la vida en el planeta.

Referido a las personas, son nocivas, aquellas con cuyo contacto sentimos avasallada nuestra dignidad humana, pues intentan humillarnos, subestimarnos y agredirnos. Son seres envidiosos, pesimistas, con baja autoestima, que pretenden sentirse mejor, hostigando a los que los rodean para simular un poder que se sustenta en el odio, la jerarquía y el temor. Es frecuente hallar estos seres nocivos en cualquier lugar, en cuyo caso conviene evitarlos, pero son muy perjudiciales cuando no podemos eludirlos, sobre todo si se hallan en nuestro trabajo, o peor aún, en nuestra propia familia.